Jubilados del Ministerio de Educación denuncian que les arrebataron parte de sus aguinaldos

Foto: Cortesía de El Impulso

El mes de diciembre se caracteriza por la navidad y el fin de año, sin embargo, es una fecha bastante esperada por los trabajadores de todo el país, ya que en el sector público pagan los tradicionales aguinaldos y en el sector privado cancelan lo que se conoce como utilidades. 

Este 2021 el personal jubilado del Ministerio de Educación se llevó una gran sorpresa y es que parte de lo que les correspondía como aguinaldos, beneficio establecido además en la contratación colectiva, fue eliminado sin ningún tipo de explicación. 

Termómetro Nacional pudo conversar con una docente jubilada, quien pidió mantener su nombre en reserva para evitar cualquier tipo de retaliación, para conocer a detalle la delicada situación que atraviesan los jubilados y pensionados del Ministerio de Educación. 

“Este año el gobierno le echó tijera a los aguinaldos del personal jubilado. En mi caso que soy docente, el contrato colectivo establece que nos deben pagar 4 meses de salario por concepto de aguinaldos. Toda esta situación comenzó en el mes de octubre específicamente el 21 cuando hicieron un primer pago y nadie sabía de qué se trataba. En ese momento conversé con algunos colegas y me dijeron que era parte de los aguinaldos, posteriormente el día 16 de noviembre hicieron otro depósito y finalmente el 22 de diciembre nuevamente nos pagaron algo, sin embargo, cuando hice mis cuentas pude percibir que me quitaron alrededor del 50% de lo que me correspondía”, precisó. 

Al ser consultada sobre el monto que debía cobrar, explicó que el Ministerio de Educación debía cancelarle aproximadamente alrededor de unos 1000 bolívares digitales y sólo recibió 330 Bs. 

“Este descuento lo hicieron con todos los jubilados, pero lo más delicado del asunto es que nadie sabe quién calculó estos montos; cuando uno va al Ministerio a preguntar nadie tiene respuesta, tampoco tienen respuesta los gremios del magisterio, entonces a quién le reclama uno”, se preguntó la docente.

Precisa que la confusión es tal, que cuando realizaron el primer pago de los aguinaldos en el mes de octubre, algunos dirigentes gremiales señalaron que ese monto no era parte de los aguinaldos, ya que los mismos comenzarían a ser pagados en el mes de noviembre. 

“En el mes de septiembre se corrió una información dentro del personal jubilado, que el Ministerio de Educación no pagaría los 4 meses de aguinaldos por dificultades económicas, sin embargo, el compromiso era pagar 3 meses. La realidad fue que si pagaron los 4 meses como establece el contrato colectivo, pero lo hicieron quitándole una tajada, a los más de 22 mil jubilados del sector educativo nacional”, dijo. 

Nadie rinde cuentas a los jubilados

Pudimos consultar a otra docente, quien señaló que nadie en el ministerio de Educación les rinde cuenta a los jubilados. 

“En mi caso salí jubilada en el mes de agosto de este año, en el mes de octubre me comenzaron a realizar depósitos sin ningún tipo de explicación. Al principio pensé que era parte de mi liquidación, sin embargo, hablando con colegas y los grupos de Facebook que tienen los jubilados me pude enterar que estos montos forman parte de los aguinaldos del 2021, pero ahora tengo el temor que no me paguen mi liquidación en un futuro”, comentó. 

Al igual que la primera entrevistada, la docente no recibió el monto completo que le correspondía por pago de aguinaldos. 

“Me tenían que pagar unos 630 bolívares, sin embargo, no llegué a 300 bolívares, esto es totalmente injusto, porque uno siempre utiliza ese dinero para realizar las compras decembrinas y eso no alcanza para nada”, dijo. 

Recordó que hace 20 años, con los aguinaldos y los planes del Ipasme, logró irse de vacaciones con su familia en varias oportunidades, “los planes de salud eran muy buenos, los beneficios valían la pena, pero ahorita los docentes estamos en la miseria y nadie hace nada”. 

Denuncia constante  

Según algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG) como Provea, han denunciado de manera constante la actual situación tanto de los jubilados como el personal docente activo del Ministerio de Educación. 

“En Venezuela los educadores realizan una labor heroica, mientras reciben salarios de hambre y trabajan bajo condiciones precarias. En lugar de honrarlos por ayudar a la construcción del país, son abandonados. Lo que gana un maestro no alcanza para su subsistencia”, señalaron en su cuenta en la red social Twitter. 

Ildemaro Useche, dirigente sindical del magisterio venezolano en el estado Táchira, asegura que los docentes no tuvieron una feliz navidad, ya que se encuentran en condiciones precarias, tanto los dependientes del Ministerio de Educación, como los dependientes de gobernaciones y alcaldías. 

“Los maestros venezolanos exhiben los rigores de una crisis inducida, la celebración en las festividades navideñas son precarias, no hubo regalo el 24 de diciembre y mucho menos habrá el 31. Sus hijos, padres y hermanos, también son víctimas de un modelo que insiste en pauperizar la vida del docente”, sentenció. 

Por otra parte, precisó que a los docentes dependientes de la gobernación del Táchira, no les pagaron el aumento en la ayuda salarial del 61% ni en la primera, ni en la segunda quincena del mes de diciembre. 

“Exigimos al gobernador del Táchira Freddy Bernal y a la Dirección de Educación del Gobierno del Táchira para que cumpla con los docentes, esto es un derecho y como tal exigimos lo que nos corresponde”, dijo. 

Por  su parte, Griselda Sánchez presidenta de la Asociación Civil para la Formación de la Dirigencia Sindical, advierte que los maestros venezolanos, tanto activos como jubilados, cada día se hacen más pobres y las autoridades no hacen absolutamente nada por mejorar esta situación. 

“El Ministerio de Educación sigue violando la cláusula del contrato colectivo número 71, en el que se establece la fecha para el pago de los aguinaldos (prima) y bonos del sector educativo, a través de una homologación dirigida a los trabajadores y obreros activos, equivalente a 120 días de salario integral”, comentó.

La también docente igualmente denunció que no cuentan con una póliza de salud que les permita mitigar los padecimientos en medio de la pandemia.

“Los docentes estamos desasistidos por parte del patrono. Un simple tratamiento para el covid-19, por ejemplo, puede superar los 100 dólares, mientras que una recarga de oxígeno oscila entre los 30 y 40 dólares. Cifras exorbitantes al ser comparadas con los 10 dólares que los docentes ganamos en un mes”, aclaró Sánchez.

Indicó que la persecución contra los miembros del magisterio ha venido en aumento, simplemente por exigir mejoras para los trabajadores. 

Finalmente citó como ejemplo al profesor Robert Franco, quien lleva un año detenido. Está acusado de un supuesto complot para impedir la instalación del nuevo Parlamento, de mayoría chavista.

“Ahora, no solo condenan a los profesores a un salario de hambre, sino que también son perseguidos, torturados y encarcelados”, señaló la líder sindical.