viernes 12, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

69 de 100

Caracas es Caracas en su música (II)

Más artículos

“Caracas, allí está, vedla tendida a las faldas del Ávila empinado Odalisca rendida a los pies del Sultán enamorado. “

Diana Arismendi

@dianaarismendi

Juan Antonio Pérez Bonalde Vuelta a la patria

Cuando escribí mi artículo de la semana pasada, no pensé que habría una segunda parte, pero -ya sabemos- Caracas da para mucho y resulta que me faltó mencionar algunas obras (digo obras cuando me refiero a la música académica) o temas (de música popular), algunas las he recordado yo a posteriori, otras me las han mencionado amigos en los últimos días. Me encuentro con el hallazgo de que, hasta algunos músicos extranjeros que han pasado por la ciudad, o vivido brevemente en nuestro país, han compuesto música para ella, “la sultana del Ávila”. ¡Ah! y me doy cuenta también de que me faltaron algunos epítetos como este de sultana del Ávila, ¡aunque Yordano replique que Caracas no es “sultana de nadie”! Y me pregunto ¿cómo pasó de ser la “odalisca rendida a los pies del sultán enamorado” de Pérez Bonalde a “sultana del Ávila” ?… Esa duda la dejo para otros especialistas, hoy me centro en la música.

Voy a tratar de ir en orden cronológico, la ciudad cambia con los tiempos, así que suena diferente. ¿Listos?

Vytas Brenner, este magnífico músico venezolano, nacido en Tubinga, Alemania en 1946, dedica el tema “Caracas para locos” de su disco Ofrenda de 1976 a la ciudad en la que vivió tantos años, en la que su música tuvo tanto éxito, y que dejaría para ir a morir en Viena en el 2004. Una Caracas para locos que combina electrónica con instrumentos acústicos, en la que como era su característica combina el rock con ritmos venezolanos y latinos con especial talento.

En el repertorio de Serenata Guayanesa, no podía faltar una canción para esta lista: “Caracas mi ciudad”, tema original de Olga Paesano e Iván Pérez Rossi en ritmo de pasodoble, publicada en 1990 en un álbum del mismo nombre, que, si bien no es su canción más conocida, vale la pena repasarla pues recoge en su letra menciones muy especiales de personajes emblemáticos de la ciudad: Cabré el pintor, Aquiles Nazoa, “poeta enamorado”; y una larga lista de músicos de todo género enraizados en la ciudad: Eduardo Serrano, los Antaños del Stadium, Luis Alfonzo Larrain, el Maestro Sojo, Billo Frómeta, Luis Silva. Canción que nos obsequia una imagen inédita: el “Ávila le regaló su falda a la ciudad”.

Yordano, este romano-caraqueño, Giordano de nacimiento, no hace menos y nos deleita con su muy conocida canción “Vivir en Caracas”: Cuenta, cuenta la leyenda / Que antes todo, era mejor / Cuenta la leyenda. / Que se podía caminar / Y de vez en cuando, mirar al cielo y respirar / Pero, no puedo llorar / Por un pasado que no conocí, por eso… Vivir en Caracas / Morir en Caracas.

Yordano habla, sin duda, también de Caracas en “Por estas calles”, que fuera el tema de la telenovela de Ibsen Martínez del mismo nombre a principios de los 90. Ambos temas están lejos de la ciudad bucólica de “épocas anteriores”, la de Yordano es la Caracas peligrosa de los años 90: “Por eso cuídate de las esquinas / no te distraigas cuando caminas / que pa’ cuidarte yo solo tengo esta vida mía’”.
https://www.youtube.com/watch?v=Am3oIVMcJ_Q

Aprovechando la esquina, giramos un poquito y enfilamos hacia la música académica, echamos además un poquito para atrás, a los años en los que Aldemaro Romero -caraqueño de adopción- escribió su “Doña Cuatricentenaria” de la que hablamos la semana pasada, y nos topamos con el maestro -clarinetista y compositor- caraqueño de nacimiento, Andrés Sandoval (1924). Sandoval escribió su obra “Caracas Cuatricentenaria”, estrenada por la Orquesta Sinfónica de Venezuela en 1967, de la que, lamentablemente, no consigo registro. Años antes (1957) el Maestro había dedicado también a su ciudad natal su concierto de clarinete llamado simplemente “Caracas”. Me queda como tarea rescatarlas del olvido.

1967 suena a cuatricentenario y a terremoto, pero Caracas ya había sufrido otro, devastador, que marca la historia de la ciudad y del país porque se sintió con igual fuerza en otras ciudades en 1812. El compositor aragüeño residenciado en Caracas, Luis Ernesto Gómez, escribe una obra con la ciudad de fondo en otra tónica, no festiva, que nos remite además a una Caracas de otra época: “El Terremoto del Jueves Santo”. Esta obra sinfónica que alcanza los 18 minutos, fue originalmente escrita para la exposición “Terremoto de Caracas de 1812, dos siglos después” que se instalara en la Galería de Arte Nacional en 2012. *“En la propuesta sonora podrán escucharse referencias, -nos dice al autor- a la canción patriótica “Gloria al bravo pueblo” -aun no decretada himno nacional- a cantos de oficios eclesiásticos, así como también a la huida por la vida, a la paz de las almas, al lamento y la desesperanza del momento”. *
https://www.youtube.com/watch?v=l-Pp4PdiFhE

Recordar, evocar, también puede ser en tono dramático, la ciudad, insisto, da para todo.

No me despiertes de mi sueño / porque estoy soñando/ que soy caraqueño

La semana pasada incluí en mi lista *Me gustan las caraqueñas, *como canción de Guaco, cuando lo hice tuve mis dudas porque no encontraba la información de su autoría. Mi querido César Miguel Rondón no solo me honró con su lectura, sino que también me dio un dato: “Sólo un detallito: el tema que le atribuyes a Guaco se titula realmente “Las Caraqueñas”, y es original de Ricardo Ray, quien la grabó primero”. Con esta
información busqué y aquí está la versión original que se parece mucho a lo que oímos porque, en palabras del mismo César Miguel: “De hecho, Guaco calcó con honestidad el arreglo original”. No se pierdan esta versión aparecida en el disco: Jala, Jala, Boogaloo, Vol. II en 1968
https://www.youtube.com/watch?v=rE7gYZM2pwI

¡Gracias César Miguel por la aclaratoria!

Ricardo “Richie” Ray, es un pianista, cantante, arreglista, compositor estadounidense de origen puertorriqueño, de las caraqueñas habla, seguro, con conocimiento de causa.

Otro amigo, Emanuel Abramovits, productor musical y melómano ilustrado, me lee con entusiasmo y me envía un par de temas totalmente desconocidos para mí. Su erudición musical me saca de mis lares y me lleva hacia un repertorio que desconozco, Emanuel me anima: “¡Tienes para otro artículo!!” Y aquí van dos hallazgos super interesantes:

Phil Manzanera, a quien me introduce como “un inglés estrella de rock con el grupo Roxy Music. Vivió en Caracas en su infancia” y comparte conmigo este tema de 1982 “Caracas”. Me entusiasman sus solos de guitarra, ¡así también suena Caracas! https://youtu.be/_ac43NIS_CM

El segundo, Jean Luc Ponty, “un famoso violinista francés de jazz. Tocó 3 veces en Caracas”, me dice “a este sí lo conozco” y me introduce el tema “Caracas” del álbum “No Absolute Time” de 1993. Caracas a la française, y sus solos de violín sobre ritmos latinos, no se lo pierdan. https://youtu.be/7yfaGSCc9tc

Seguro que aparecen más canciones, más música. ¡Les prometo que no habrá tercera entrega! Tengo que seguir teniendo temas para el futuro. En el aire dejo una cosa: el merengue caraqueño, un género sensacional y el debate, delicioso, del merengue “a 5 o a 6”. El caraqueño es a 5.

Aprovecho antes de cerrar para agradecer al Dr. Alexis Mendoza-León, mi “pana’, el autor de las fotos que han ilustrado mis entregas estas dos semanas.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes