domingo 29, enero 2023
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

ChatGPT, “not available in” Venezuela

Más artículos

El ChatGPT, un prototipo de chatbot de inteligencia artificial que fue desarrollado en 2022 por la empresa OpenAI y lanzado de manera experimental y gratuita en diciembre, superó el millón de usuarios en menos de una semana, según informó la propia compañía. Un fenómeno solo superado a comienzos de este 2023, por la canción de Shakira.

Pero hablemos en serio.

- Publicidad -

Diana Arismendi

@dianaarismendi

El chatbot GPT es un “modelo de lenguaje ajustado con técnicas de aprendizaje tanto supervisadas como de refuerzo…que se especializa en el diálogo”. Este “bot” (robot para los no iniciados) es capaz de “entender los enunciados con precisión, en cualquier lengua, y de responder de una manera coherente de forma automática”. El acrónimo GPT significa Generative Pretrained Transformer (Transformador preentrenado generativo).

Los resultados han impresionado a muchos que han probado este chatbot, lamentablemente en nuestro país el sistema no funciona. Me pasé parte de la semana intentando acceder sin lograrlo hasta ahora. Creo que el sistema es lo bastante inteligente para detectar las ´trochas´ y caminos verdes que los venezolanos estamos acostumbrados a transitar para acceder a toda clase de contenidos, software, e incluso, a nuestras propias noticias. 

El nuevo asistente virtual -según leo a los afortunados en medio planeta que ya lo han probado- realiza funciones, medianamente simples, que van desde escribir correos electrónicos, tarjetas de felicitación, trabajos escolares -¡qué peligro! – así como también resolver exámenes, y es capaz de ir más lejos y escribir trabajos académicos, según dicen, a la altura de cualquier publicación indexada, así como estrategias de publicidad, incluyendo seguramente no tan complicados posts para cualquier red social. Noticias, ciertas y fakes, y un sinfín de otros asuntos. El chatbot responde las preguntas que formulan los usuarios en el estilo que le pidamos. ¿Cómo funciona? De forma muy semejante a como hacemos búsquedas en Google o cualquier otro buscador o cuando usamos aplicaciones como Siri o Alexa, la persona formula una pregunta concreta o enuncia un tema sobre el cual quiere informarse. Sus creadores dicen que el formato de chat permite que la IA responda «preguntas de seguimiento” y va más allá al “admitir sus errores”, es también capaz de cuestionar “premisas incorrectas” y “rechazar solicitudes inapropiadas». Periodistas por todo el mundo han estado interactuando con el chatbot y hay quienes afirman que es difícil provocar que el modelo diga cosas ofensivas o asuma posiciones antiéticas sobre temas como racismo, diversidad de género, democracia y totalitarismo, etc., nada mal en los tiempos que exigen ser políticamente correctos.

El tema de los trabajos escolares -léase universitarios- no es una situación nueva. Quienes nos hemos dedicado a la enseñanza hemos ido evolucionando, a la par de nuestros estudiantes, y detectamos cuando el contenido de sus trabajos proviene directamente de internet. Creo que con esto pasará lo mismo, aunque nos la pongan más difícil, ya que el bot es capaz de escribir en un estilo preciso. Ya los maestros vienen pensándolo, ¿será hora de sustituir el uso de computadoras y teléfonos en el salón de clase por el papel? La verdad me parece muy difícil. Los jóvenes, antes que muchos de nosotros, están aprendiendo como preguntar al bot y qué uso darle a la información obtenida: «esto es como tener un profesor cerca y disponible para cualquier duda». Seamos sinceros, todos nos hemos sentido así alguna vez con las habilidades de los buscadores de internet que ya hace tiempo conocemos, con cuánta frecuencia acudimos a “Dr. Google” en busca de información. 

Usuarios ya señalan que, a diferencia de Google que organiza las fuentes en función de las más populares, el ChatGPT es capaz de ir más allá y busca fuentes más interesantes. Hay quienes desde ya afirman que es probable que la IA reemplace el buscador de Google, otros definitivamente impresionados por las capacidades lo comparan con la invención de la imprenta de Gutenberg hacia 1450.  No creo que sea para tanto; el tema tecnológico es vertiginoso y pronto vendrá algo que dé un paso más allá, pero en todo caso es tecnología disruptiva y por supuesto que transformará la difusión del saber.

Aseguran también que el ChatGPT puede escribir poemas y canciones. Los textos de la canción de Shakira «Music Sessions Vol.53», ¿habrán sido escritos por el bot? Al suministrarle ciertas palabras claves de las que hemos oído hablar esta última semana, y con toda la información previa que se encuentra en internet ¡bien puede haber sido el autor!

El tema del GPT con Venezuela, también está dando tela que cortar. Ya sabemos que NO se puede acceder desde Venezuela, pero yo seguiré intentando con los consejos que he ido recibiendo de generosos usuarios de Twitter.


El portal El Pitazo realizó una ¿entrevista, diálogo, conversación? con el bot y obtuvo respuestas interesantes a propósito de la situación de nuestro país como: “es necesario tener en cuenta que la situación en Venezuela es compleja y ha estado en crisis desde hace varios años, con una economía debilitada, escasez de bienes básicos, una crisis humanitaria y una tensión política, y se ha visto afectada por la pandemia del COVID-19”.

Este inteligente sistema aconseja a Venezuela algunas estrategias para mejorar la situación general del país: “reformas económicas, reformas institucionales y mayor cooperación internacional”, así como “un esfuerzo conjunto de todas las partes involucradas”. Al GPT, la verdad, ¡lógica no le falta!

Tampoco falta ingenio al venezolano. Una usuaria de Twitter nos cuenta que ante la pregunta ¿Venezuela se arregló? ¡el GPT no le contestó más!, a mi Alexa me hace eso con frecuencia con preguntas más sencillas.

La tecnología que hace posible estas conversaciones está apenas comenzando, asistimos a los primeros ensayos masivos. Como dije, seguiré intentando acceder y entrenarme en su uso, si tengo suerte mi artículo de la próxima semana no lo escribiré yo sino la IA. Y si tengo más suerte aún, ¡le encargaré componer mi Primera sinfonía! El tema del arte y la inteligencia artificial da para mucho.

¿Cómo y quién va a generar el conocimiento que alimente la IA?

¿Podrá la IA crear manifestaciones artísticas realmente nuevas?

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -