jueves 11, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

69 de 100

21-N tres escenarios electorales: usted elige

Más artículos

“¿Cuál opción elegiría yo?… Por ahora, salvo mejor argumento, elegiría la tercera, y el RR, pero tendría que ser una verdadera “Campaña Admirable”. Me gustaría llamarla “Operación Vuelvan Caras”.”

Julio Brillembourg Willson

I. TODA LA POBLACION SE ABSTIENE DE VOTAR EL 21-N.

Eso no va a pasar aquí, en el anárquico e individualista Caribe y menos en estas condiciones políticas. No estamos en Suecia ni Japón. Y si pasase, no pasa nada a favor de la oposición. Simplemente, el régimen toma todas las gobernaciones. Ellos son alrededor del 10% de la población y lo transforman en 25%, más que suficiente en la matemática electoral. Aquí no hay ninguna ley que genere consecuencias por la muy alta abstención, aunque debería.

NOTA. Además, abstenerse tiene otro problema, no necesariamente deslegitima. En efecto, la abstención tiene diversas interpretaciones.

II. 30 % DE LA POBLACION VOTA Y 60% SE ABSTIENE.

Es el caso actual, real. Votan chavistas y maduristas y una masa no despreciable por los partidos políticos. Entre ellos se reparten la cochina. Es el mejor escenario para el régimen, porque desmoviliza al votante opositor y se consolida, repartiendo algo de poder para algunos partidos políticos de oposición que agarran sus camburcitos.

Esto es una vergüenza total para las “oposiciones”. Se cumple la máxima maquiavélica más que nunca: “Divide y reinarás”. Recuerden que estos “caramelitos de cianuro” son solo la antesala de una muerte anunciada: “Una casa dividida cae”.

III. TODA LA POBLACION APTA PARA VOTAR, EN MASA, EN AVALANCHA, SALE A VOTAR POR UN SOLO CANDIDATO DE LA OPOSICION, EL MEJOR O LOS MEJORES EN CADA ESTADO.

¿Quién puede motivar a esto? En parte los partidos políticos, pero sobre todo la Sociedad Civil Organizada. Es decir, los Gremios. Desde los gremios de estudiantes y universitarios hasta el de los empresarios y trabajadores.

Tomemos conciencia de que, en el Caribe, en particular en materia política, no gana ni lo moral, ni lo legal. Aquí gana la matemática, la física, la biología. Voy a intentar explicar este punto de vista:

Partimos de nuestro escenario real actual que favorece al régimen. El 30% votará y 60% se quedará en casa. Y de ese 30% el Régimen tendrá el 10% que transformará en 25% dejándole 5% a los partidos políticos de oposición.

Entonces, ¿cuál es la lógica pragmática en este caso de estos partidos políticos? Es muy sencilla, ellos deciden en algunos casos aliarse y en otros ir junto con el régimen, sobre todo donde no tienen gran mayoría, para asegurar su cuota de poder por una parte y para no dejar hundir el barco. ¡Esto es inteligente y necesario, aunque corrupto, porque peor es dejar que el régimen se lleve y gobierne todo e ir llorar al valle cuando apliquen el Estado Comunal, a trocha y mocha!

Biológicamente son estrategias de supervivencia: mimetizarse y hacer mutualismo, cooperando para sobrevivir, y para salvarse e intentar detener una mayor debacle, esto es válido, necesario y positivo, pues la alternativa es la muerte. Matemática y físicamente es una simple “sumatoria de vectores con una resultante mejor” para la oposición. Repito, no es lo legal, no es lo mejor, pero incluso éticamente sería un “cierto mayor bien posible” dadas las circunstancias, pues no se quiere perderlo todo.

Si estoy en lo cierto, habría una manera de mejorar este juego a favor de la oposición:

que la Sociedad Civil se involucre plenamente, y apoye a los mejores candidatos. Así los partidos de oposición podrán ir solos en ciertos estados, en otros aliados entre ellos, y en otros con el régimen. Entonces el vector de la oposición crecería exponencialmente y les daría una resultante muy favorable. Y al régimen se le dificultaría mucho ganar, tanto, que esto podría obligar a un inmenso fraude  electoral.

Entonces la pregunta es ¿cómo probar este inmenso fraude? Bueno, ya tenemos a la misión de observación europea que puede ampliarse si se pide. Esto podría jugar a nuestro favor. Pero para ser eficientes, además, deberían invitar a cientos de medios, periodistas y organizaciones electorales internacionales, para que también sean testigos, y para que hagan encuestas antes de las elecciones y a boca de urna. Y por supuesto el pueblo siempre en la calle defendiendo el voto. Esta es la única alternativa que veo donde la oposición puede llegar a no perderlo todo y ganar mucho más de lo que tiene, evitándose así la pérdida total de la patria que multiplicaría el éxodo internacional. No es ciertamente el mejor juego de todos, pero si “el mejor juego posible, optimizado, dadas las circunstancias”.

Y esto nos prepararía para que en enero activemos el Referéndum Revocatorio.

Señores radicales, me disculpan, pero creo que esto es “pelota caribe”: hay que adaptarse y al menos no ser eliminados del campeonato. Quedarse en casa, arrecho, rumiando, y falsamente amparado en argumentos sólidos legalistas, en las actuales circunstancias, no nos servirá de nada, al contrario, porque “no somos suizos”.

¿Cuál opción elegiría yo?

Por ahora, salvo mejor argumento, elegiría la tercera, y el RR, pero tendría que ser una verdadera “Campaña Admirable”. Me gustaría llamarla “Operación Vuelvan Caras”.

Porque ni los marines, ni la DEA, ni los colombianos o brasileros van a intervenir militarmente. Y en todo caso, necesitan un nuevo buen motivo. Tenemos que terminar toda la tarea y no dejar que se hunda el barco. Tenemos que salvarnos nosotros mismos, para motivar suficientemente la ayuda de la Comunidad Internacional.

¿Y quién será el primero en liderar el tercer escenario, el tercer camino propuesto?

¡Usted, que es un líder de la Sociedad Civil!

No me responda: “el tercer escenario es imposible”. Póngalo a rodar en sus redes y cree la motivación necesaria. Tómelo como un reto. Empiece a crear la realidad que desea con una acción concreta. Arranque usted el “efecto multiplicador” 1x 10. ¡Y bátalo bien, firmemente, con gusto y picardía, para que se venga en guanábana!

Quizás sea preciso, asimismo, un Análisis Nacional Público sobre estos temas. Sólo así crearíamos la suficiente motivación y unidad.

¡Viva Venezuela, carajo!

@quantumcoheren

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes