jueves 01, diciembre 2022
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

El valor de la conciencia

Más artículos

Julio L. Brillembourg W.

@JBrillembourgW

No tiene precio. No se compra ni se vende. No hay en el mundo dinero. 
La única manera de obtenerla es cultivando el estado de plena atención y total conciencia, de tí mismo y de tu entorno, 360 grados, en todas tus actividades y todos los días de tu vida.
Muy atento sobre tí mismo para lograr desmontar los hábitos negativos y vicios, para identificar y cambiar el sistema de creencias limitativas.  Especialmente importante es la caza del Ego, metiéndote por sus rendijas y navegando por sus
ramificaciones hasta el fondo, descubriendo asimismo al falso yo social aprendido y programado automáticamente: la personalidad o máscara. Y finalmente, conscientemente reprogramándonos y llenándonos de Luz, de Verdad y Amor, hasta que solo quede nuestra Identidad Real, la de nuestro Ser Espiritual, manifestándose resplandeciente. 
Sin conciencia tomamos decisiones incorrectas, dañándonos y dañando a otros; perseguimos así un falso éxito materialista y social, pero además nos deshumanizamos, nos corrompemos y autodestruimos. 
Con la conciencia tomamos las decisiones más correctas para nosotros y nuestro prójimo,  logramos el mayor bien posible para todos, vivimos además una calidad integral de vida y nos elevamos, evolucionamos y trascendemos.
Se requiere -con la mayor urgencia- una nueva educación que tenga como objetivo la coherencia integral y el desarrollo de los niveles de conciencia.

Síguenos en

Recientes