miércoles 01, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

Madame Glamour: Las acusaciones llegaron

Más artículos

Continuamos opinando sobre la serie documental de Harry y Meghan, que en su segunda muestra el enfrentamiento de los duques de Sussex con la familia real, pero también mostramos el calendario de Navidad de la casa real de Dinamarca que se encuentra en sus redes sociales y compartimos dos eventos celebrados en Caracas

Mayte Navarro

@mainav

Hoy le dedicaremos algunos comentarios a la segunda parte del documental de Harry & Meghan, una historia que revela muchos datos sobre su vida. Por un lado, tenemos una monarquía que todavía está encerrada en sus tradiciones y esto puede traducirse como su escudo de protección, pues en el momento en que abran sus puertas perdería el misterio, que es una de las características que hace atractiva a la familia real. Imaginamos a sus miembros como gente perfecta, incapaz de maldades ni de intrigas. Sin embargo, la historia echa esas creencias por tierra y vimos como padres y hermanos se peleaban por el trono y lo hacían sin ningún remordimiento ni consideraciones. 

Hoy Harry y Meghan Markle deciden continuar con su historia, la que ellos llaman la verdadera, y los dardos que lanzan en la segunda parte de la serie tienen su carga de veneno. Si bien el público se ha colocado a favor de un bando o del otro, lo que más le ha entusiasmado es el poder hurgar en la intimidad de la pareja, que siempre ha manifestado su deseo de proteger su intimidad. Más que el amor que se profesan entre ambos y hacia sus hijos, la gente se ha interesado en ver como se visten, ratificar que el protocolo no forma parte de sus vidas.

A mi modo de ver y sacando deducciones de las declaraciones de la pareja, la familia real protegió a William, que si bien es el heredero, carece de ese halo carismático del hermano y brilla gracias a su esposa Catherine, que si bien está ceñida al protocolo, tiene momentos de espontaneidad que cautivan, sobre todo ese sentido maternal que la hace tan especial.

El protagonismo de los ahora príncipes de Gales estaba en juego y el afán de los duques de Sussex de brillar y destacar se escapaba de las manos. Entonces la institución reaccionó y comienza la debacle de una relación familiar para que prevalezca lo institucional.

El calendario navideño

La casa real de Dinamarca publicó el calendario navideño en sus redes sociales. Se trata de un almanaque que va mostrando mensajes desde el primer día de diciembre hasta la víspera de Navidad. Este año se ha titulado Navidad detrás de las ventanas del palacio.

Al abrir diariamente cada una de las 24 ventanas, descubrimos qué sucede detrás de ellas durante el mes de Navidad, conocemos quien se encarga de encontrar los adornos navideños, las recetas que se preparan y cómo los miembros de la familia real y los empleados de la corte se involucran en el espíritu navideño.

Esta es la séptima vez que la casa real danesa presenta un calendario navideño digital. En esta oportunidad todos los que habitan en el palacio de Fredensborg, la familia real, empleados, mascotas brindan una historia navideña día a día. Los interesados pueden seguir el calendario visitando todos los días las redes sociales de la casa real de Dinamarca.

Inauguración

Una de las edificaciones que esperaba abrir puertas fue el Centro Comercial Sambil La Candelaria, acto que contó con la presencia de los integrantes de la familia Cohen, encabezados por Dita Cohen, viuda de Salomón Cohen, además de los comerciantes cuyos establecimientos ya están prestando servicio a esa comunidad. 

Los aliados comerciales a este centro comercial son variados como se mostró en el recorrido. En esta oportunidad se presentó un show musical donde la Navidad estuvo presente. 

Tarde aromática

Hacía tiempo que no asistía a una presentación de un perfume. Esta vez fue en Oro Café de Las Mercedes, donde se dio la bienvenida a Aqua Allegoría de la casa francesa Guerlain, una colección de fragancias que es una oda a la protección de la naturaleza.

La botella del producto se inspiró en la famosa Bee Bottle creada en 1853. La abeja continúa siendo el símbolo de esta firma. Está fabricada con 15% de vidrio reciclado y tiene una cobertura en metal dorado que recuerda a los panales. Las fotos de la campaña son de Yann Arthus-Bertrand, activista, creador de la Fundación GoodPlanet, quien utilizó imágenes de La Tierra desde arriba para que la filmación de la película promocional generara una huella de carbono limitada.

El decorado y la ambientación estuvo a cargo de María de los Ángeles Belisario (@infinitopositivo); el refrigerio, que buscó lo natural con toques vegetales, corrió de la mano de Veneciano Gourmet y además de un brindis con prosecco se disfrutó de una selección de té.

@mainav

Artículo anterior
Artículo siguiente

Síguenos en

Recientes