miércoles 05, octubre 2022
Promedio de temperatura mensual

77 de 100

Madame Glamour: Los brillantes de la reina

Más artículos

“Fotografías y joyas expuestas en Buckingham ayudan a contar un capítulo de la historia de Isabel II de Inglaterra, mientras que el Ávila reúne a gente que no se deja vencer para alcanzar sus metas”

Mayte Navarro

@mainav

Hoy haremos un breve paseo por la exposición que se abrió este verano en el palacio de Buckingham y que presenta una colección de joyas y retratos vinculados con el ascenso al trono de Isabel II de Inglaterra y que podrá visitarse hasta el 4 de octubre de 2022, fecha de su clausura.

El visitante se topará con varios retratos de la reina realizados por Dorothy Wilding, una mujer que alcanzó fama internacional por la calidad de sus trabajos fotográficos de personalidades y famosos. El primer retrato que ejecutó para la familia real británica fue el del príncipe George, duque de Kent, tío de la actual monarca.

Unos retratos de la soberana firmados por Wilding se utilizaron para ilustrar estampillas y otros los podemos encontrar en las embajadas británicas de todo el mundo.

Entre las piezas dignas de admirar por su exuberancia en esta exposición, se encuentra la diadema de diamantes y perlas para la coronación de George IV en 1821. Se engastan en ella 1.333 diamantes. En su base presenta dos hileras de perlas y paralelamente a ellas corre otra de brillantes. En la parte superior, las gemas cobran una importancia relevante porque el engaste toma forma de dos tréboles, una rosa y un cardo, símbolos de Inglaterra e Irlanda. Es muy conocida porque aparece en varios retratos donde la reina Victoria la lleva. La actual monarca la utilizó para la ceremonia de apertura del Parlamento, acto que ha delegado en su hijo Carlos.

También destaca el collar que el gobierno y la Unión Surafricana le regalaron a Isabel II cuando celebró su cumpleaños número 21, aniversario -que quizás influyó en el número de diamantes que tiene- que se unen con otros más pequeños. En 1952, seis de los diamantes más grandes pasaron a protagonizar un brazalete.

Imposible no incluir en este mini recorrido el llamado collar Delhi Durbar, que data de 1911, con sus magníficas esmeraldas, que se hizo para la reina María, entonces duquesa de Cambridge, su primera dueña. Destaca el colgante que proviene de uno de los cortes del diamante Cullinan, considerado el más grande del mundo. Isabel II lo heredó en 1953. Lo podemos ver eternizado en el retrato que le hizo Dorothy Wilding en 1956.

Brindis en la cima

Era sábado, la tarde estaba bella, por lo tanto, imposible negarse a subir al Ávila y más cuando se iba hacer por los caminos galipaneros hasta llegar a Espacio Galipán, un lugar donde la protagonista es una terraza que se disfrutó plenamente al culminar la presentación. Ésta se realizó en el salón contiguo, donde privó cierto aire académico y sirvió para conocer el esfuerzo de una pareja joven que se enfrentó a los obstáculos de los tiempos con un sentido positivo y no dio su brazo a torcer. Se trata de José De Luca y María Eugenia Durán. En esa pelea contra las circunstancias dirigieron su atención al agave cocui de donde obtienen el Magno Cocuy, destilado que ha sido premiado internacionalmente.

En esta presentación, la pareja de jóvenes empresarios dejó en evidencia su preocupación por el ambiente, pues no sólo buscan salvar una especie vegetal, sino que también se interesan por la diversidad animal en La Esperanza, lugar que piensan convertir en una reserva dentro del paisaje semiárido biodiverso del estado Falcón.

Probamos el Magno Silver, el Gold y el Guamazo para conocer de primera mano este destilado, producto de un trabajo ordenado y planificado. De la sala de conferencias pasamos a la terraza para disfrutar de los cocteles preparados por el barman Alejandro Jurado, un experto en mezclas y un docente que no sólo desea transmitir conocimientos, sino también valores a quienes se desempeñarán en ese oficio. El Magno Cocuy Gold y Silver se convirtieron en el ingrediente principal.

Durante el brindis se probaron dos cocteles especialmente preparados para la ocasión. Como coanfitriones figuraron Mari Carmen Padrón y Luis Riera, los dueños de Espacio Galipán. Los bocadillos que acompañaron los tragos los preparó el chef Carlos Thielen.

Copa en mano, se pudo divisar el mar y disfrutar del atardecer, mientras se escuchaban las melodías que interpretaba el dúo integrado por el guitarrista Julio Medina y el cantante Rafael Cisturi.

Una tarde donde se sintió el entusiasmo por los reconocimientos recibidos y por los éxitos futuros.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes