miércoles 30, noviembre 2022
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

Madame Glamour: Una reina a tiempo completo

Más artículos

“La reina Margarita de Dinamarca ejerce sus funciones con cierta versatilidad y antepone  sus deberes monárquicos sobre cualquier otro. En Caracas siguen sucediendo cosas interesantes, una de ellas fue la inauguración de la exposición que abre la celebración de los 100 años de Jesús Soto”.

Mayte Navarro

@mainav

Margarita de Dinamarca es una monarca que ha gozado de la estimación de los daneses. Su personalidad versátil la ha llevado a destacar más allá de las paredes de palacio. Así vemos que es una artista plástica sensible, una diseñadora de vestuario para ballets que ha alcanzado buenos comentarios, bordadora insigne e ilustradora de textos tan conocidos como El señor de los anillos.

Sin embargo, en estos días ha estado en el centro de la noticia por su propio desempeño como reina. Ha ratificado que para ella su compromiso es con la monarquía, responsabilidad que está por encima de su familia. Sin embargo, algunos de sus conciudadanos la han criticado por su decisión de dejar sin el título de príncipes a los cuatro nietos, hijos de Joaquín, el sexto en la línea de sucesión.

La reina Margarita es la única monarca mujer en estos momentos en Europa. Para algunos, ella resulta algo extravagante pero es, al mismo tiempo, accesible. Fumadora empedernida, se entiende porqué la llaman la “reina del cenicero”. Domina cinco idiomas, no reniega de las tradiciones, aunque puede montar bicicleta por la ciudad y ser amiga de artistas.

“Margrethe se ha acercado a su largo reinado con un extremo sentido del deber”, dice la autora y ex reportera real Trine Villemann. “Ella cree que Dios le dio su puesto y, al ser una persona profundamente religiosa, siente un gran sentido de obligación”, expresó la experta.

El aire de afabilidad de Margarita la ha convertido en una figura querida en Dinamarca. Nació en Copenhague el 16 de abril de 1940, después que Dinamarca fuera ocupada por los nazis. Entre los libros que hablan de ella se encuentra Queen in Denmark: Margrethe II Talks About Her Life, escrito por Anne Wolden-Ræthinge e ilustrado con fotografías de Georg Oddner. Se trata de una obra fechada en 1989, donde se revelan algunos datos que muestran como ella fue conquistando a los daneses a través de sus acciones y declaraciones a la prensa donde ha dejado muy claro que su principal tarea es trabajar por su país.

Así también lo dejó sentado ante el gran amor de su vida, el príncipe Henrik, a quien algunos autores describen como una personalidad extravagante, extrovertido, un macho alfa y quien nunca ocultó su descontento por no haber logrado el título rey consorte.

A Wolden-Ræthinge la reina le confesó que su rol es especial, que ama su trabajo que la absorbe inmensamente. Calificó que el ser reina es algo satisfactorio, emocionante e ilimitado, “un propósito en la vida”.

Como el título de madre llegó después del de monarca, no pudo atender plenamente a sus hijos, llegando a comentar que se perdió parte del crecimiento de ellos. 

En 1968 nació Federico, el príncipe heredero y un año después llegó Joaquín. Dos personalidades diferentes, aunque muy apegados en su infancia.

Federico de Dinamarca, príncipe heredero FOTO LARS MOLLER

Joaquín, según su madre fue el número dos perfecto y nunca tuvo problemas en reconocer que Federico sería rey y que él estaba como una segunda opción. Pero hubo cambios en esa relación cuando los hermanos se casaron. 

La distancia se interpuso entre ellos y parece que las esposas han contribuido a separarlos más. Joaquín, el hijo menor, y su esposa Marie viven en París, donde el príncipe ocupa el cargo de agregado militar en la Embajada de Dinamarca. 

Los dos hijos mayores de Joaquín han tomado caminos que se alejan del protocolo monárquico, ni siquiera han podido seguir la carrera militar. Nicolás, el mayor, parece que está preocupado por haber perdido el título de príncipe, e incluso, llegó a considerar que había perdido su propia identidad, expresó su madre.

Príncipe Joaquín, segundo hijo de la reina de Dinamarca FOTO LARS MOLLER

Ante tanto conflicto, algunos se preguntan si la reina de Dinamarca pudiera dar vuelta atrás a su decisión. Pero no creo que vaya a doblegarse ya que durante 50 años siempre ha elegido el bien de la corona, que ha estado por encima de todo.

Soto entre nosotros

Se inauguró en el Cubo Negro la exposición Homenaje a Soto, la primera actividad que se programa en Caracas para celebrar el centenario del nacimiento del artista venezolano más renombrado y con mayor difusión internacional del siglo XX. 

Manuel Torres, Romain Nadal, embajador de Francia; Tulia Susi y Thais Rivero, curadora  FOTO CÉSAR PALACIOS

La exposición obedece a una iniciativa del Grupo Orión y en esos espacios del llamado Cubo Negro, se logró reunir varias piezas del Maestro Jesús Soto, que constituyen una verdadera narrativa de su carrera como creador pues representan los períodos más emblemáticos del genial creador.

La curaduría de la muestra estuvo a cargo de Tahia Rivero, quien señaló que es “un breve itinerario cronológico que permite avizorar la magnitud de la indagación visual llevada a cabo por el maestro del movimiento.” 

Rivero explicó que la muestra  agrupa dos bodegones de finales de los años cuarenta, pertenecientes a sus inicios como artista; una vibración de 1961, que corresponde a la serie de las llamadas “gomas”, en la cual abandona temporalmente la ortogonalidad; otra pieza está fechada en 1970, cuando las varillas metálicas flotan sobre la trama del fondo; a estas obras se suma un amplio mural tridimensional de 1968. El movimiento de las ambivalencias se aprecia en Tres valores con ladrillo, de 1980. 

Como todos sabemos, Soto fue un investigador incansable como se aprecia en la inmaterialidad de los nylons y las escrituras realizadas durante sus últimos años. 

Ibelise Michelon, Gertrudis Vogeler Mendoza y Eugenio Mendoza Rodríguez

En la plaza central del edificio, ubicada en el nivel SC-3, debajo de la obra del artista titulada La Lluvia, de 1978, se llevó a cabo la apertura, siendo las palabras centrales de Romain Nadal, embajador de Francia en Venezuela. Una vez más el diplomático subrayó la profunda relación existente entre los dos países, que ha permitido el desarrollo de la genialidad de hombres como Jesús Soto, quien tuvo en París la oportunidad de crecer e indagar, convirtiéndose en referencia obligatoria del arte moderno.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 4 de diciembre de 2022 en la Torre Banaven, Chuao, Caracas.

Síguenos en

Recientes