domingo 21, abril 2024

#OPINIÓN El Cafecito Caliente: ¿Oportunamente verdadero?

Más artículos

“La verdad es como las estrellas;

no aparece excepto por detrás de la oscuridad de la noche”.

KHALIL JALIL GIBRAN.

MI AMOR POR VENEZUELA ES INDESCRIPTIBLE”.

Mientras desaparece el culpable del mayor desfalco a la nación, se rumora que por su relación con IRÁN, el país que más apoya a Hamás, la organización que inició un conflicto que pone en riesgo a la humanidad, gran parte del dinero sustraído, como también el oro y el coltán han ido a financiar acciones de este y otros países del Medio Oriente, calificados internacionalmente como forajidos, entre tanto, en Venezuela continúa la invasión silenciosa con migrantes provenientes de esos países y vivimos entre niños y personas desnutridas, transportando los enfermos en camiones, con escasez de combustibles, cortes de energía eléctrica y salarios paupérrimos…

Las denuncias que circulan en las redes sociales, sobre el presunto saqueo, parecieran haber salido de las más tenebrosas películas cinematográficas.

Supuestamente, en los últimos años tan sólo seis (06) personas han desfalcado a la nación en aproximadamente, 

“CINCUENTA Y SIETE MIL QUINIENTOS MILLONES DE DÓLARES ($57.500,00)”.

El presupuesto nacional para 2024 es equivalente a $20.521,00; lo que supera ampliamente los $11.565 de 2023. Casi se ha duplicado en comparación con el año pasado. 

¿Campaña electoral?

Si tomamos como referencia el presupuesto del año 2023, lo desfalcado alcanzaría para cubrir, aproximadamente, al presupuesto nacional de cinco años.  Y, si tomamos como referencia el presupuesto de este año 2024, alcanzaría para cubrir casi tres (03) años del presupuesto nacional.

Esto, sin cuantificar lo que está pasando con otras personas y con el oro, los diamantes, el coltán, el hierro, la bauxita, la chatarra o los bienes nacionales en buen estado vendidos como chatarra y pare usted de contar.

El amor es el sentimiento más importante de los seres humanos. El amor es comprender, dar, compartir, querer, respetar, convivir y servir. La Madre Teresa de Calcuta expresó:

“Quien no vive para servir no sirve para vivir”.

El amor nos impulsa a hacer cualquier cosa por el bien de los demás, a colaborar intensamente por el bienestar de nuestra única Patria… “Venezuela”.

Siendo intangible y autónomo nos induce con fuerza y alegría a realizar actos consecuentes con nuestros principios y valores, nos estimula para realizar propuestas y acciones que conduzcan a solucionar los graves problemas que enfrentamos. Y pregunto:

¿A cuál organismo le compete averiguar este caso, castigar a los culpables si los hubiere, y recuperar los dineros sustraídos?

Maximiliano Pérez A.

Síguenos en

Recientes