sábado 13, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

69 de 100

Trapitos: Acelerado incremento del contrabando pone en peligro la vida de venezolanos

Más artículos

“El Bautista”

El fenómeno del contrabando en Venezuela, aun cuando es una actividad que históricamente se ha realizado en el país a lo largo de muchos años, en el último quinquenio ha venido adquiriendo una gran fuerza, afectando a toda la economía, pero principalmente al sector del comercio y los servicios, en donde se han encendido las alarmas, ya que por lo menos entre un 30% o 40% del sector formal se ha visto afectado en sus ventas y en muchos casos, se han visto en la necesidad de cerrar sus puertas.

No se trata de ningún secreto, que así como en su momento hubo en Venezuela el boom de los llamados “bachaqueros”, el contrabando ha sido estimulado principalmente por la profunda crisis económica que ha venido registrando el país en las últimas décadas, debido a la caída del ingreso petrolero, registrando desde el 2013 hasta el 2020, una contracción cercana al 80% del Producto Interno Bruto, con una caída brutal del poder adquisitivo de los salarios, lo que ha obligado a muchas familias venezolanas a recurrir al “rebusque” para poder subsistir y una de las alternativas es, por supuesto, el ingreso de la mercancía ilegal, sobre todo por la total impunidad con la que este delito se puede cometer en el país.

Otro factor negativo del contrabando es que estimula la informalidad en la economía, quienes se dedican a esta actividad no pagan impuestos, tampoco alquileres, menos por los servicios públicos, de manera que con lo que pueden obtener en las operaciones que realicen, tienen el “resuelve” por lo menos en el corto plazo; sin embargo, lamentablemente no ha existido ningún país en el mundo, 

que se haya desarrollado en base a la economía informal, por el contrario, esta lo que genera son distorsiones en los procesos de comercialización, por cuanto no existen los estímulos para una sana la competencia. 

Se encienden las alarmas

El fuerte crecimiento del contrabando en el país, lo perciben en primer lugar los comerciantes formales, al darse cuenta que los productos que comercializan, no están rotando con la regularidad de siempre, hay una evidente caída en las ventas y cuando investiga, de inmediato se detecta que en los comercios informales se están vendiendo productos similares, con diferenciales de precios entre 20% y 40% y ello explica el éxodo de los compradores, sobre todo en estos momentos, donde hay que estirar el dinero al máximo, aun cuando el producto que estás adquiriendo no tiene la misma calidad, pero para el consumidor, lo importante es que es más barato, no importa que me dure menos. 

Para cualquier economía, el contrabando es un problema que se debe resolver, por cuanto genera menos recursos para el Estado, por la defraudación tributaria; estimula una competencia desleal de productos extranjeros; es un desincentivo para la industria legal y el comercio nacional, lo que afecta el desarrollo y genera mayor gasto del Estado para controlar este fenómeno

Pero en esta oportunidad la preocupación va más allá del impacto económico, porque están ingresando al país alimentos, medicinas, repuestos automotrices, vestidos, calzados y cualquier rubro que se pueda imitar y es allí, donde  se comienza a hablar del riesgo del contrabando para la vida de los consumidores, a quienes no les pasa por la mente que lo barato les puede costar muy caro.  

Se pasearon por ejemplos de una persona que compre una medicina barata a un buhonero, para la  hipertensión, diabetes o cualquier otra patología y el producto es falsificado, ¿ no está poniendo en riesgo su vida? Igual ocurre con la persona que compre muy barato un repuesto para su vehículo, pero no cumple con los requisitos de calidad exigidos, está poniendo en riesgo su vida y la de su familia.

Hora de buscar soluciones

Hace pocos días, la presidenta de Consecomercio, Tiziana Polesel ofreció una conferencia de prensa, donde expuso que  en el sector existe gran preocupación por la forma acelerada como se ha ido incrementando el contrabando de todo tipo, mercancía que ingresa al país de una manera ilícita, y las consecuencias que eso trae, no solamente para el Fisco, para el comercio normal, sino también para el consumidor que pudiera estar adquiriendo mercancía fraudulenta o falsificada, sin los controles sanitarios correspondientes, producto del ingreso por vías irregulares al país.

La gravedad del problema se puso en evidencia, cuando la líderesa del sector terciario de la economía, solicitó al Ejecutivo Nacional la reactivación de la Comisión Presidencial de Lucha contra el Fraude Aduanero, creada el 8 de diciembre de 2001, mediante el Decreto 1.593 y publicada en la Gaceta Oficial N° 37.398, del 6 de marzo de 2002.

A los fines del cumplimiento de su misión la Comisión Presidencial de Lucha contra el Fraude Aduanero tendrá las siguientes atribuciones:

1.- Examinar los factores que inciden en la existencia del fenómeno evasi aduanero, en especial el contrabando. 

2.- Proponer las medidas de aplicación práctica para prevenir y reprimir la evasión fiscal aduanera, con especial el delito adunero.

3.- Proponer el establecimiento de normas o reformas a la niormativa aduanera, tributaria y penal, a objeto de combatir eficientemente el flagelo del contrabando.

4- Proponer lineamientos acerca de los asuntos aduaneros y tributarios  que tengan incidencia en el combate del fraude adeuanero.

5.- Las demás que asigne el Presidente de la República, 

La Comisión Presidencial de Lucha contra el Fraude Aduanero estará integrada por 1 representante del Ministerio de la Secretaria de la Presidencia; 2 del Ministerio de Finanzas, 1 en represetación del Seniat ; 1 del Ministerio de Producción y Comercio; 1 por cada una de las siguientes organizaciones: Fedecámaras, Conindustria  y Consecomercio, La Comisión estará presidida por el representante del Ministerio de Finanzas.  

La Comisión se crea debido a que es deber del Ejecutivo Nacional, asegurar el control eficiente de la entrada, permanencia y salida del territorio nacional, de mercancías, objeto de tráfico internacional, a los fines de evitar los efectos negativos de orden económico , social y fiscal que conllevan  los ilícitos aduaneros y en especial el contrabando.

Hasta el momento de redactar este artículo, Consercomercio no había recibido respuesta, a su petición de reactivar la Comisión Presidencial contra el Fraude aduanero. 

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes