viernes 03, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

Trapitos: La oposición debe encontrar mecanismos que reconecten esperanzas de la población

Más artículos

“El Bautista”

En las primeras semanas del año 2023 el panorama que se percibe, en todos y cada uno de los sectores de la vida nacional, está lleno de  dudas, incertidumbre,  no hay claridad en el rumbo a seguir, no por parte del régimen, tampoco por los partidos de la cada vez más atomizada oposición, el Ejecutivo luce desconcertado, el tipo de cambio lo tiene vuelto loco, no encuentra que hacer y la está quitando el sueño, la posibilidad cada vez más cercana y realista de que vayamos a caer, más temprano que tarde, en un nuevo ciclo de hiperinflación, cuando aún no hemos terminado de superar los efectos negativo que tuvo en la economía, el período que comenzó en el 2017 y terminó a finales del 2021.

Las cosas en el ámbito político cada día están más complicadas, porque los partidos del G4. Ahora devenidos en el G3 que le dieron su respaldo al nacimiento del gobierno interino, con Juan Guaidó al frente, en el 2019,   como Acción Democrática, Primero Justicia y un Nuevo Tiempo se confabularon entre ellos y acordaron unir sus fuerzas en esta oportunidad, para quitarle la alfombra y eliminar de un plumazo, el interinato y a su presidente, lo cual ha sido visto por la mayoría de los venezolanos, como una acción verdaderamente maquiavélica, asesorada con el diagnóstico del psicólogo diabólico,  para matar dos pájaros de un tiro, eliminar el interinato y también a Guaidó, donde a simple vista el único gran ganador es Nicolás Maduro.

Por supuesto que esta acción ha sido severamente cuestionada, sobre todo por el enorme costo político que tiene, en estos momento donde

se venían haciendo esfuerzos con la finalidad de lograr la unidad de todos los sectores, teniendo como principal atractivo el proceso de elecciones primaria para la escogencia de un candidato único, de cara a las elecciones del 2024; se realizaron contactos con  la dirigencia de AD, UNT y PJ, para intentar buscar un entendimiento que redujera el impacto a nivel de opinión pública; incluso Guaidó ofreció ponerse a un lado, de manera de facilitar la búsqueda de una solución por consenso; se llevó a cabo una primera votación y se impuso la mayoría de tres partidos y en una segunda votación,  la eliminación del «gobierno interino» fue aprobada con 72 votos a favor, 29 en contra y 8 abstenciones de los exdiputados de la oposición, de tal manera que todo estaba consumado.

USA apoya al Parlamento 2015

El gobierno norteamericano dice estar de acuerdo con la defenestración de Guaidó, le agradecen todos los esfuerzos realizados, pero nada dicen en cuanto a sustituir el interinato, pero si se pronuncia ratificando su apoyo a la Asamblea Nacional electa en el 2015, por cuanto es la única institución que tiene su certificado  de legitimidad, por cuanto fueron electos en el 2015 en un proceso que cumplió con toda la normativa establecida en la Ley, no así el interinato de Guaidó que, en ningún momento tuvo un soporte jurídico, al margen del apoyo del pueblo que hizo la propuesta en el 2019.

Por supuesto que ante este posicionamiento firme del gobierno de USA, los parlamentarios del G3 decidieron convocar para la instalación del Parlamento Nacional, el 5 de enero, como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada en 1999 y se designó la nueva Junta Directiva, representada por tres diputadas que se encuentran en el exterior, a proposición del diputado José Trujillo, quedando la directiva de la

Manera siguiente: Dinora Figuera (PJ), Presidenta; Marianela Fernández (UNT), primera Vicepresidenta; Auristela Vásquez (AD), segunda Viceopresidenta; Secretario, José Figueredo Márquez y Subsecretario, Luis Alberto Bustos.  

La tarea no está fácil

Está consciente la diputada Figuera, que la tarea de la nueva directiva de la Asamblea Nacional 2015 legitima, no será nada fácil, que tendrá un escenario difícil para legislar, debido a las trabas que sigue imponiendo el régimen de Nicolás Maduro, pero ratificó que tienen la mejor disposición para continuar con el trabajo que se ha venido haciendo, fundamentalmente en cuanto a la defensa de los activos que tiene la República en el exterior, conscientes que el régimen sigue luchando en forma directa y también subterránea, valiéndose de todas las influencias y artimañas, para tratar de revertir esta situación.

Figuera tiene claro que el principal objetivo a alcanzar es buscar la “unidad” dentro del Parlamento sobre la estrategia política a seguir. También aseguró que la Asamblea está comprometida con el “camino de la negociación” que adelantan en México sectores de la oposición y el gobierno de Maduro y con la búsqueda de una salida por la vía electoral, confiando la mayoría de los venezolanos, que no se desvíe de este ruta.

Cambio de estrategia

Tomando en consideración que transcurrieron cuatro años de gestión del gobierno interino, y no se lograron los objetivos planteados desde el principio: Cese de la Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres, Democráticas y Transparentes; pero además Juan Guaidó no fortaleció su liderazgo, por el contrario en el camino perdió el respaldo de cerca del 70% que tuvo inicialmente y las encuestas hoy apenas le dan un 12 y 13%,  es evidente que se impone un cambio de estrategia, atendiendo a las recomendaciones del presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, que sugiere que estas son decisiones políticas buscando alinear una estrategia política frente al gobierno de Maduro, el fortalecimiento de la oposición y su lucha en el futuro, buscando incluso la capacidad de generar las negociaciones que sean necesarias, incluso con su enemigo, pero que permitan, primero resolver problemas específicos de la gente para que esta no se desconecte de la oposición, que hasta ahora no ha sido el artífice  ni del problema, porque es evidente que los problemas son  responsabilidad del gobierno, pero tampoco de las soluciones.

La oposición tiene que buscar unos mecanismos mucho más severos que te permitan reconectar la esperanza de la población, que no se reconecta porque estos saquen a Guaidó, se reconectan porque tu hagas un planteamiento inteligente, racional, motivador y emocional que haga pensar que sí se puede  y esa parte, aún está pendiente”, señala el analista con toda razón

Síguenos en

Recientes