viernes 03, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

Trapitos: Retornar al control de precios implica un retroceso al crecimiento económico

Más artículos

“El Bautista”

La sorpresa de la mayoría de los sectores de la producción nacional, léase Fedecámaras, Conidustria, Consecomercio, Fedeagro, Fedenaga fueron  los primeros sorprendidos cuando el pasado jueves 1° de diciembre de 2022 la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), publicó un listado con los precios máximos de venta de unos 40 rubros alimenticios, resultando lo más curioso que no se trataba de una declaración formal del Superintendente, tampoco del Ministerio de Comercio como organismo de adscripción de la Superintendencia, sino que se conoció a través de la cuenta oficial d Twitter de la Sundde, quedándose todo el mundo con los ojos claros y sin vista.

Por supuesto que lo que llama poderosamente la atención, es que la explicación que aparece en la información publicada en las redes sociales, la Sundde explica que la decisión anunciada se genera como resultado de mesas de diálogo con el sector productivo del sector agroalimentario, lo que permitió que se acordara establecer los precios máximos en el anaquel de algunos rubros priorizados como resultado de mesas de diálogo con el sector productivo agroalimentario, se logró un acuerdo para establecer los precios máximos al consumidor final en algunos rubros priorizados.

Otro detalle que inmediatamente produjo mucho ruido, es que mientras el gobierno a través del Banco Central de Venezuela,

mantiene una política orientada a rescatar y fortalecer el bolívar como signo monetaria, el cual se encuentra en estos momentos sometido a la peor devaluación en toda su historia, los precios contenidos en la lista fueron expresados en dólares, lo cual es ilícito por cuanto no existe ninguna disposición por parte del Instituto Emisor derogando el tipo de cambio, por el contrario está destinando todas las semanas montos significativos de US$ 60, 80 y hasta 160 millones para tratar de contener la estampida en el tipo de cambio, que pareciera ir hacia los 20 Bs/$ antes de finalizar el año, por cuanto de acuerdo con el criterio de los economistas y analistas versados en la materia, al BCV se le acabó la gasolina y ya no tiene reservas suficientes para mantener esta política, que ha sido calificada como errada; sin embargo la Sundde advirtió de que para su referencia en bolívares debía tomarse en cuenta la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela (BCV).

El economista José Guerra del Observatorio Venezolano de Finanzas, quien ha mantenido un monitoreo diario del tipo de cambio, ha señalado que el problema central es que los venezolanos no quieren saber nada del bolívar, cualquier cantidad de recursos que les entregan en moneda nacional, de inmediato compran dólares o bienes duraderos. Asimismo, sus posiciones han sido contundentes,  aseguró que “la economía venezolana estén terapia intensiva; el bolívar se ha depreciado en 35% en los primeros siete días de diciembre, deteriorándose los salarios y las pensiones y jubilaciones a sus niveles mínimos, los 27 dólares que representaba el salario mínimo en marzo de este año, hoy solamente equivale a un poco más de 8,5 dólares, mientras que el precio de la Canasta Alimentos supera ampliamente los 470 dólares, según el Centro de Documentación y Análisis Social de los Trabajadores de la Federaciób Venezolana de Maestros (Cendas –FVM).

La medida es un retroceso

El presidente de Fedeagro, Celso Fantinel fue uno de los primeros en protestar calificando la medida como “un retroceso” en el marco del proceso que se ha venido dando, donde el Ejecutivo ha mantenido una política flexible en materia de precios, así como también en los procesos de fiscalización, que es lo que a la largo ha permitido a la empresa privada ponerse al frente del proceso productivo, consciente que el Estado carece de recursos suficientes para atender los requerimientos de la empresa privada.

Los demás sectores de la producción, por distintos canales hicieron sentir al Ejecutivo la molestia causada por esta acción que ponía en evidencia una supuesta intención del Ejecutivo de volver a los controles de precios, los cuales fueron tan nefastos que condujeron  a la  economía a una hiperinflación que el pueblo tuvo que soportar durante cuatro largos años.

Se ratifica que el régimen luce completamente desconcertado y no sabe qué hacer, advirtiendo asimismo que no hay equipo económico para hacer frente a esta dramática situación, imponiéndose urgentemente un cambio político y del modelo económico, reclamando un ajuste salarial, por cuanto “esto no para más”.

Gobierno recula

Por supuesto  en la misma forma en que se dio a conocer el listado de precios en dólares, la Sundde sin ningún tipo de explicación,  retiró el listado y muchas personas llegaron a la conclusión que seguramente el objetivo era hacerle algunos ajustes, antes de publicarla nuevamente, pero nada de esto ha ocurrido hasta los momentos y más bien pareciera que el Ejecutivo confía en que la gente se olvide rápidamente de este asunto.

Sin embargo, como nunca apareció ningún vocero oficial responsabilizándose por el retorno al control de precios, salió de “espontáneo” Jesús Farria, presidente de la Comisión de Economía de la AN 2020, quien confirmó que el gobierno aplicaría este nuevo esquema.

Sin embargo, es importante señalar que parlamentario no tiene ninguna facultad, para anunciar en nombre del Ejecutivo y de la Sundde esta confirmación, ya que no forma parte del equipo ministerial de Nicolás Maduro; por el contrario, en el Ministerio de Comercio Nacional, organismo al que está adscrita la Sundde , han estado guardando un prudente silencio, dando la impresión que no quieren seguir tocando este tema públicamente, dando instrucciones precisas a sus funcionarios para que se olviden del asunto, es decir como si esto nunca hubiese ocurrido, por cuanto están conscientes que es más el daño que un nuevo control de precios pueden generar a nivel del aparato productivo, que en el resto de la población.

Síguenos en

Recientes