martes 16, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

70 de 100

Trapitos: Voracidad fiscal y tarifas de los servicios frenan desarrollo económico de las regiones

Más artículos

“El Bautista”

La voracidad fiscal en los estados y municipios del país, así como el encarecimiento en las tarifas de los servicios públicos, se han convertido en grandes escollos, difíciles de superar por los sectores de la producción venezolana, quienes a pesar de las constantes quejas y reclamaciones, siguen manteniendo esta espada de Damocles sobre sus cuellos, lo que ha obligado a muchos a bajar sus santamarías.

En todas las encuestas de coyuntura que ha presentado la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), no existe una sola en la que no aparezca reflejado el caso de la voracidad fiscal y las elevadas tarifas, entre los factores que impiden el crecimiento y desarrollo del sector manufacturero, situación que prácticamente se convirtió en un problema de Estado, que provocó la intervención de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

En efecto, la Sala Constitucional del TSJ emitió un pronunciamiento a través del cual suspendía por un lapso de 90 días, la aplicación de cualquier instrumento normativo dictado por los concejos municipales y concejos legislativos de los estados que establecieran algún tipo de tasa o contribución de naturaleza tributaria, en julio de 2020.

Sin embargo, ante la protesta de las regiones, la vicepresidencia ejecutiva anunció en agosto de ese mismo año que 305 alcaldes, en su mayoría integrantes del Consejo Bolivariano de Alcaldes, suscribieron un acuerdo de “armonización tributaria municipal” utilizando el petro como moneda única de cuenta. El objetivo de esta acción era lograr que el TSJ levantara la suspensión.

El sector privado ha advertido que parece no haberse entendido que el incremento de impuestos -en razón de la voracidad fiscal de alcaldías y gobernaciones- obliga al traslado de estos costos al producto final, con lo cual el mayor afectado termina siendo el consumidor, contrario a lo que el país necesita y más si se quiere combatir el fenómeno hiperinflacionario que a todos nos afecta.

También han advertido que no debe haber incrementos de impuestos sin planes específicos de aplicación en mejoras de servicios públicos o creación de infraestructura para mejorar los niveles de productividad y empleo de las empresas. Asimismo, el uso de los impuestos actuales, o futuros, debe ser auditado y expuesto de manera pública y transparente para la información de los ciudadanos.

Advierten que Venezuela requiere de políticas fiscales que apoyen el desarrollo y recuperación del aparato productivo y que éste vuelva a ser el principal generador de empleo y riquezas para la población, por cuanto medidas de este tipo en nada ayudan a generar el clima de confianza necesario para invitar a inversionistas locales y foráneos a establecerse en Venezuela. En el país se requiere de un equilibrio monetario, fiscal y cambiario cónsonos con la tendencia mundial de promover la inversión en condiciones favorables para empresarios y emprendedores, afirman gremios empresariales.

Lamentablemente, las autoridades municipales parecieran estar más pendientes de continuar aumentando sus tributos, afectando a los sectores que los pagan, sin darse cuenta de que están matando a la gallinita de los huevos de oro, porque llegará un momento en que las empresas tendrán que bajar sus santamarías, ante la imposibilidad de poder continuar pagando los tributos.

Los industriales y comerciantes del estado Aragua se encuentran atribulados por el exorbitante incremento en las tasas municipales en las regiones, denuncia que formuló Pier Luigi Michelangelo, presidente de Fedecámaras Aragua. Dijo el gremialista que han sostenido varias reuniones con distintas autoridades para reconsiderar disminuir las tasas y valores de los impuestos, sin embargo, el sector se encuentra en espera de respuestas positivas, porque estiman que la receptividad de los interlocutores fue buena, anunciando que en los próximos meses buscan seguir con las conversaciones.

Casos emblemáticos

El caso del cobro excesivo de tributos no es un tema de data reciente, es un problema que se está viviendo desde hace varias décadas. Por ejemplo, contribuyentes en el municipio Iribarren del estado Lara han presentado acciones legales para tratar de racionalizar el cobro de los tributos, sin que hasta ahora haya resultados concretos.

Echando una ojeada al pasada se recuerda que en Barquisimeto entre diciembre de 2019 y diciembre del 2020, todos los meses se registraron aumentos en las tarifas del Aseo Urbano, que oscilaron entre 102,20% hasta 1.093,13%

Asimismo, hubo incrementos anuales por este servicio en el 2015 de 200%; en el 2016, 300%; el 2017, 983,33%; en el 2018, 322,03%; en el 2019 se disparó a 15.200.772,63% y en el 2020se ubicó el alza en 3.279,40%.

Por supuesto, con la llegada de la empresa Fospuca, los aumentos en las tarifas por servicios de Aseo Urbano se han encarecido en forma exponencial e incluso algunos comercios han sido demandados legalmente, ante la imposibilidad de pagar los tributos. Lo cierto es que se estima que ha llegado la hora de sentarse a debatir sobre los parámetros en los que se sustentan los aumentos de las tarifas y tratar de implementar montos adecuados que permitan ganar a las partes, en beneficio de todos.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes