viernes 03, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

Después del engaño: la esperanza y el despertar

Más artículos

Jesús A. Jiménez Perez                                                         @jesusajimenezp

Desde hace mucho tiempo he sentido la sensación de diversas ejecutorias de conductas engañosas, tanto del gobierno nacional como de determinado grupo que formalmente integra el sector opositor, que tienen  el  propósito exclusivo de confundirnos, hacernos sentir y creer una realidad inexistente con la finalidad de agotarnos a tal punto que optemos por perder interés  en el país, circunstancia que en la práctica nos sume en la inacción o abstracción del debate nacional, incluso alejándonos  del voto como instrumento fundamental para el cambio.

- Publicidad -

Los organismos oficiales difunden unos índices irreales. A falta de estadísticas  comprobables sobre producto interno bruto, inflación, niveles de pobreza  general o  extrema, deserción de escolaridad, calidad de servicios públicos, insuficiencia del salario real y temas relacionados, informan cómo les plazca aunque, obviamente, los percibimos inciertos  aplicando el simple método de la observación directa.

En esta línea la vicepresidente Delcy Rodríguez, afirmó: “Hemos tenido ya cuatro trimestres con crecimientos de dos dígitos, y puedo decir responsablemente que en el tercer trimestre y el cuatro trimestre del año 2022 también tendremos crecimientos de dos dígitos”.

El Banco Central de Venezuela (BCV), apuntó que la actividad económica creció 14,65% y 19,07% en el tercer y cuarto trimestre de 2021, respectivamente, mientras que la mejora en los primeros tres meses de 2022 fue de 17,04 % y entre abril y junio fue, aún como cálculo preliminar estimado, de 18,7 % (https://www.costadelsolfm.org/. Portal de Noticias Emisora Costa del Sol 93.1 FM. 19-12-2022).

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró en twitter el  domingo  pasado que, aunque falta mucho por hacer, el país termina  2022 con avances indiscutibles, “con el gobierno  decidido a seguir echando pa´lante  por la felicidad colectiva, trabajando por la prosperidad económica de la nación, la recuperación social y el fortalecimiento de la democracia”. En visita a la ciudad de Barquisimeto hizo saber que están cerca de construir la unidad habitacional número 5.000.000.

Algunos políticos de oficio que son o aparentan ser opositores, también han distorsionado el ambiente engañando a los venezolanos, que otrora confiaban plenamente en los partidos u organizaciones y su dirigencia. Para no remontarnos hasta los inicios del socialismo en Venezuela, génesis de nuestra actual debacle, basta recordar el accionar de los directivos de la Asamblea Nacional que con una mayoría calificada les premiamos los esperanzados votantes en el 2015, unidos por una idea y el símbolo de “la manito”, victoria que a capricho se distribuyeron los principales partidos participantes; o el llamado gobierno paralelo, hoy rechazado por muchos de sus precursores, que constituyeron cuando la asamblea perdió su fuerza institucional y por el cual, cumpliendo con el mandato constitucional deben rendir cuentas por la administración de activos públicos foráneos. Otros deberán explicar el fondo del opaco diálogo, que en diversas partes del mundo han servido, no para buscar condiciones electorales que por ley nos corresponden, sino para fortalecer al gobierno.

Gracias a un reciente artículo publicado en El Nacional por el Dr. Moisés Naín, supe que esa sensación, esa frustración inducida tiene un nombre en el idioma inglés: “Gaslighting”,  forma coloquial según señala el articulista, de referirse a las tácticas y trucos que se usan para que una persona dude de su realidad y cuestione lo que siente, cree y hace. El propósito es debilitar psicológicamente a la víctima para así influir sobre sus percepciones, su conducta y sus decisiones.

Pero toda acción tiene una reacción. Es tiempo de conseguir el antídoto para lo cual evidentemente debemos abstraernos de las líneas trazadas por el gobierno y ese nefasto sector pseudo opositor, analizando y acatando lo que nuestro discernimiento nos dicte. Si el gobierno es malo debemos sacarlo por las vías que nos permite la ley y si quienes han tomado para sí y casi en exclusiva la oposición, durante los veintidós años del chavismo – madurismo no han resuelto el problema, nos corresponde apartarlos del camino,  exigirles cuentas por la labor rendida y confiar en la dirigencia seria, capacitada que afortunadamente aún tenemos. Se acerca el momento de escoger apropiadamente el candidato y el equipo que puede hacernos recuperar la esperanza de un país grande y próspero, en lo económico, en lo cultural y ambiental. Feliz Navidad y que Dios bendiga a Venezuela!

[email protected]

21/12/2022.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -