El Partido Comunista de Venezuela protestó ante la detención arbitraria de una de sus dirigentes, Isabel Granados fue llevada a la sede del FAES en la ciudad de El Vigía, dónde resultó amenazada por los funcionarios.

La candidata al parlamento en las próximas elecciones del 6 de diciembre, aseguró que funcionarios del FAES entraron de manera arbitraria a su casa y la amenazaron frente a su hija, posteriormente la llevaron a la sede, en dónde asegura haber sido torturada psicológicamente.

Luego de ser liberada el pasado 25 de septiembre, comenta sufrir diferentes persecuciones, incluso ha recibido llamadas de los funcionarios, ante este motivo el Partido Comunista de Venezuela se ha mantenido protestando a través de las redes sociales.