viernes 03, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

CEPyG UCAB: Las primarias representan la única oportunidad que tiene la oposición para un cambio político en el país

Más artículos

Las primarias representan la única oportunidad con que cuenta la oposición hoy en día para que pueda darse un proceso de cambio político en el país, por lo cual se puede anticipar que el gobierno hará todo lo posible por bloquearlas y evitará que se produzcan acuerdos en este sentido en la mesa de negociaciones. 

Esta es una de las principales conclusiones a las que llegó el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) que recientemente realizó el foro “Prospectivas primer semestre de 2023”, en donde explicó los posibles escenarios a los cuales se pueda enfrentar el país en materia política, económica, social e internacional. 

- Publicidad -

Benigno Alarcón, director del centro y especialista en negociación política, explica que el año 2023 será muy duro para el país desde cualquier punto de vista, no obstante, insiste que hay una oportunidad importante para lograr una transición a la democracia. 

“Si las primarias se hacen con éxito, el gobierno corre el riesgo de perder las elecciones del 2024”, expresó e indicó que en ese escenario pueden aumentar las posibilidades de una transición política hacia un modelo democrático.

Según el docente, las primarias bien gestionadas pueden redefinir el indispensable referente de liderazgo opositor, movilizar a la gente y cambiar las expectativas sobre las posibilidades de cambio político. Adicionalmente, pueden colocar al gobierno y a la

oposición en una posición de mayor simetría de poder, lo que hoy no existe. Y es, a partir de allí, en donde el gobierno tendría incentivos reales para negociar.

En sentido contrario, cree que la oposición sería fácilmente derrotable de cara a 2024 si la primaria sale mal, si la participación es muy baja y, por supuesto, si nadie respeta los resultados, porque entonces iría dividida y totalmente debilitada a los comicios, lo que constituye el escenario ideal para el oficialismo. 

“Igualmente ocurrirá si la primaria no se hace y se termina escogiendo el candidato por un camino distinto, llámese encuesta o consenso, lo que generaría confrontaciones entre unos y otros que solo generaría mayor abstención y dispersión del voto opositor”, advirtió. 

Con respecto a la negociación política en el marco de la mesa en México, el Director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno UCAB considera que hay pocas probabilidades de que se logren buenos resultados en torno a los acuerdos políticos, mientras la relación

de poder entre gobierno y oposición continúe siendo asimétrica. 

“Lo único que puede derrotar la estrategia del gobierno es la primaria y por eso es tan importante. Y es por esa misma razón que es muy probable que el gobierno intente imponer todos los obstáculos posibles a la realización de la primaria”, sentenció. 

La oposición no cuenta con un líder 

El encargado de presentar el estudio de opinión pública realizado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno UCAB, fue Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, la cual realizó el muestreo de campo. 

Uno de los principales hallazgos de la encuesta es que la gente no está esperando que el cambio venga de afuera. En esa encuesta que se hizo entre 1.200 personas, a nivel nacional, se preguntó: ¿Quién tiene la capacidad real para hacer un cambio político?: la mayoría (57,9%) dijo nosotros mismos, todos nosotros; los ciudadanos, 41%; los militares 22,5%; comunidad internacional 12,5%; factores internos del gobierno, 11,3%; las otras oposiciones 10% y la oposición representada en la MUD, 7,2%. 

Otro aspecto relevante es que la población no identifica a ningún líder dentro de la oposición. Antes podía ser la MUD, la Asamblea Nacional o el gobierno interino, pero en estos momentos más de la mitad de la población no tiene un referente. De allí que las primarias se consideren el evento que puede ayudar a posicionar un líder capaz de aglutinar a los opositores y construir legitimidad a una plataforma opositora. 

El tercer aspecto relevante es el tema de las primarias. “Cuando se le consultó a la gente si está dispuesta a votar en las primarias: 25,8% dijo estar seguro; 25, 5% que quizá; 19,2% aseguró no estar motivado y 29,6% advirtió que jamás votaría. Si la elección del candidato opositor para los comicios presidenciales de 2024 es organizada por el CNE los números bajan aproximadamente 5% pero, si, por lo contrario, el proceso pasa a manos de la sociedad civil, suben”.

De acuerdo al estudio presentado, coincidiendo con el análisis de Benigno Alarcón, la primaria no pareciera tener hasta ahora sustituto como mecanismos de re-fortalecimiento y legitimación de un referente en la oposición.

Elecciones de 2024 y el Registro Electoral 

Por su parte, Roberto Abdul, Director de Súmate y miembro de la Comisión Nacional de Primarias, explicó que ante el tema primarias y elecciones presidenciales, hay que poner el ojo en lo que está sucediendo con el Consejo Nacional Electoral. 

“Entre los puntos a revisar está la sustitución de la rectora Tania D’Amelio, que aún no se ha ejecutado; adicionalmente, los cuatro rectores que están activos se reúnen poco y, por tanto, avanzan lento en puntos sustanciales que tienen que ver directamente con la elección presidencial que debe realizarse en el año 2024”, precisó.

Detalla que esos atrasos significativos tendrán implicaciones directas tanto para las primarias como para las elecciones presidenciales, por cuanto no se ha actualizado el Registro Electoral.

“Aún está pendiente por resolver el tema de las migraciones internas entre 2019 y 2021, las cuales se supone no fueron hechas voluntariamente por los electores; pero además hay que

atender a quienes se han mudado recientemente hacia otras regiones con mejores condiciones de vida, especialmente hacia Caracas. Asimismo, está el tema de los no inscritos, donde hay una cantidad importante de mayores de 18 años. Y, finalmente, está el reclamo al derecho al voto de la diáspora”, precisó. 

Para Abdul, la primaria representa, no solo una oportunidad de repolitizar la lucha por la democracia, sino la oportunidad para avanzar de manera muy importante en la construcción de una estructura organizativa de movilización de cara al próximo proceso presidencial.

Una economía con techo

Con respecto al escenario económico, Asdrúbal Oliveros, Director de la firma Ecoanalítica, señaló que la economía venezolana tuvo un buen primer semestre este año pero en el segundo período entró en una especie de letargo donde el descuento para vender el petróleo aumentó, crecieron las presiones para aumentar el gasto público afectando la política inflacionaria y cambiaria, el consumo siguió creciendo pero se desaceleró y el mercado cambiario tiene fricciones importantes tanto en el oficial como el paralelo.

“El país se enfrenta a una economía que no se ha arreglado, donde no hay confianza, y que tiene cinco problemas estructurales: forma parte del Top 6 de países sancionados, no puede cubrir las necesidades de financiamiento del sector privado, restricción de oferta

de la economía, consumo muy limitado y la sostenibilidad fiscal. Todo esto hace que la senda de recuperación sea limitada y tenga un techo”. 

Enfatizó además que realmente los 3.000 millones de dólares del acuerdo social pactado en México tendrán un efecto muy limitado.

Indicó que el Producto Interno Bruto (PIB) caerá de 9% en 2022 a 4,7% en 2023; el PIB petrolero estaría en 7,9% y el no petrolero en 3,7%. Igualmente el economista calcula que la producción petrolera subirá a 835,5 barriles diarios con un precio de 66,4 dólares para la cesta petrolera venezolana. 

“El tipo de cambio oficial lo ubica en 21,73 dólares y el paralelo en 22,19 para el primer semestre del año próximo. La inflación llegaría al 97,9% y el impacto social del alza de precios en dólares estará por el orden del 35%, lo que limita las posibilidades de consumo”, dijo.

Venezuela y el escenario internacional 

En el ámbito internacional, Félix Arellano, internacionalista y profesor titular de la Universidad Central de Venezuela, señaló que prevalece la búsqueda de soluciones prácticas y pragmáticas en el caso venezolano, que pese a todo sigue presente en la agenda mundial. 

Indicó que existen desafíos enormes de la oposición en el ámbito internacional,  mientras que la administración de Nicolás Maduro trata de normalizar su situación fuera de nuestras fronteras. 

“Hasta ahora los acuerdos tratan de mitigar la situación humanitaria, entre otras razones, para intentar bajar el flujo migratorio.  En ese contexto, adquieren importancia vital actores como Rusia y China, que viven momentos interesantes. El caso de Rusia, luego de la invasión a Ucrania, se cataloga como un Estado fallido mientras que China, después de ratificar a Xi Jinping durante la realización del Congreso del Partido Comunista, se enfrenta a fuertes protestas de la población, lo cual resulta un hecho inédito en este país”, explicó.  

Por otra parte, según dijo el ponente, el gobierno de Biden intenta bajar la presión con Venezuela, tratando de ceder en algunas sanciones con el fin de captar petróleo. 

“El manejo de la relación entre ambos países podría ser potenciado durante la contienda

electoral norteamericana, dado que la fecha de las elecciones presidenciales en Estados Unidos coincide con la de Venezuela”, dijo.  

Arellano hizo énfasis igualmente en la incidencia que tendrán los gobiernos de Gustavo Petro, Colombia, y de Lula, Brasil, en sumar voluntades latinoamericanas y en foros regionales para las dos negociaciones, así como en temas de proyección global.

Censura made in Venezuela 

La Directora ejecutiva del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys), Marianela Balbi, presentó un extenso y profundo informe sobre las violaciones a la libertad de prensa y a la

libertad de expresión, así como la persecución que vienen sufriendo los comunicadores sociales en los últimos 22 años.

Balbi advirtió que en ese período se destruyó completamente el tejido de medios de comunicación privados diversos y plurales, se creó una sociedad donde impera la opacidad, el silencio, la desinformación y la censura, y se formaron desiertos totales y

moderados de noticias en regiones donde viven cerca de 14 millones de venezolanos. A través de la hegemonía comunicacional, el gobierno apeló a todos los medios: radio, televisión, prensa, redes sociales para imponer su narrativa.

Finalmente señaló que para 2023, el reto de Ipys es tratar de incidir en los actores clave para desmontar la narrativa de la normalidad en Venezuela; incluir en la agenda de las negociaciones en México el tema de la libertad de expresión, el derecho de acceso a la información pública, el respeto a la prensa independiente y restablecer y garantizar una comunicación democrática que permita un contexto de deliberación abierta en el marco de unas elecciones libres, competitivas y transparentes.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -