Hay diferentes tipos de pruebas que sirven para detectar el COVID-19. En esta oportunidad, les hacemos una descripción de cada una, haciendo énfasis en la PCR que es la que determina con mayor certeza la existencia del virus, además de ser la que se exige para viajar.

1)  PCR (DETECCIÓN DE ÁCIDOS NUCLEICOS):

La técnica de “Reacción en Cadena de la Polimerasa”, o “RT-PCR” por su sigla en inglés, se ha utilizado en el mundo durante años para detectar algunos patógenos, como por ejemplo el virus causante de la influenza.

En el caso de la enfermedad COVID-19, la prueba detecta si hay presencia de material genético (ARN) del virus SARS-CoV-2 en una muestra clínica obtenida del cuerpo del paciente, que por lo general se extrae introduciendo profundamente un hisopo largo por uno de los orificios nasales del paciente; su resultado podría tardar entre 3 y 48 horas, según la disponibilidad del laboratorio que procese la muestra.

Este tipo de prueba tiene DOS características que la destacan de las demás:

  • Alta especificidad: puede diferenciar entre dos microorganismos que son muy cercanos evolutivamente
  • Alta sensibilidad:  es muy sensible  para detectar la infección hasta 11 días después del inicio de síntomas.

Por lo anterior, es la prueba de elección o estándar de oro para el diagnóstico.

Esta prueba tiene cierto grado de complejidad y requiere que se lleve a cabo por personal entrenado de principio a fin. A pesar de sus grandes ventajas, esta prueba no permite obtener diagnósticos masivos de manera rápida y por ello ha sido necesario buscar otros métodos más ágiles que contribuyan a frenar la evolución de este virus a nivel mundial.

2) Pruebas rápidas para detección de antígenos

A diferencia de la PCR, este tipo de prueba no detecta material genético sino proteínas del virus a través de una muestra de fluido nasal o bucofaríngeo extraído por medio de un hisopo. Puede utilizarse para analizar a un gran número de personas, pues sus resultados son procesados en, aproximadamente, 15 minutos.

Este tipo de prueba tiene una sensibilidad alta en los primeros días de la infección, por lo que permiten un diagnóstico rápido en casos en que el paciente presenta síntomas de la enfermedad y que han tenido contacto directo con una persona diagnosticada con esta enfermedad.

3) Pruebas rápidas para detección de anticuerpos

Se realiza utilizando una pequeña muestra de sangre para detectar la respuesta inmune contra el virus, es decir que puede notar si tu cuerpo ha creado anticuerpos contra el COVID-19 y de este modo, en un tiempo máximo de 10 minutos, conocer si la persona está o estuvo infectada con anterioridad.

Debes recordar que las muestras siempre deben ser tomadas por profesionales de la salud (médicos, enfermeras o auxiliares capacitados) y en laboratorios debidamente autorizados para realizar un debido diagnóstico.
@saludexpressdigital