jueves 22, febrero 2024

1.500 millones de dólares: la cifra clave para el sector agrícola en 2024, según Fedeagro #22Ene

Más artículos

Lo más leído de la semana

El sector agrícola venezolano ha logrado una recuperación notable en los últimos tres años, pese a las dificultades que enfrenta en materia de clima, infraestructura, servicios y financiamiento. Así lo afirmaron los representantes de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), quienes destacaron el aumento de la producción de alimentos básicos como el maíz, el arroz, la caña de azúcar y el café.

Sin embargo, para consolidar este avance y alcanzar los niveles de autoabastecimiento que se registraron hace más de una década, el gremio agrario plantea la necesidad de una inversión de 1.500 millones de dólares en 2024, que permita mejorar las condiciones de siembra, cosecha, transporte y comercialización de los rubros agrícolas.

- Publicidad -

Celso Fantinel, presidente de Fedeagro, explicó a Banca y Negocios que esta inversión debe ser sostenida por al menos cinco años consecutivos, para que el sector agrícola pueda despegar y volver a ser lo que era en los años 2008, 2009 y 2010, cuando se abastecía un 77% del consumo nacional.

Según Fantinel, con esta inversión se reducirían las importaciones de alimentos y materias primas, que actualmente superan los 3.000 millones de dólares, y se generarían riqueza y economía en el país. Además, se podría limitar las compras en el exterior al trigo, que es el único producto que no se produce en Venezuela.

No obstante, el panorama financiero es complejo, según Carlos Odoardo Albornoz, exdirectivo de Fedeagro y actual presidente del Instituto Venezolano de la Leche y la Carne (Invelecar). Albornoz señaló que la banca ofrece muy poco crédito al sector agrícola, y que el mismo se concentra en los productores de mayor escala, dejando de lado a los pequeños.

Albornoz también resaltó la proeza de los productores agropecuarios, que han financiado más de 300.000 hectáreas de maíz con sus propios recursos, en condiciones adversas. Precisó que la superficie cultivada de este rubro se aproximó a las 340.000 hectáreas, una cifra significativa.

Por otro lado, Fantinel indicó que la producción de hortalizas y frutas sigue afectada por el problema de oferta y demanda y el bajo consumo, debido al poco poder de compra de los venezolanos. Afirmó que muchas de estas verduras se pierden en el campo o en la cadena de suministro, porque la gente prefiere comer otras cosas.

Finalmente, el presidente de Fedeagro expresó su preocupación por la incertidumbre que genera el cierre de 2023 con resultados negativos en otros sectores productivos, y por los factores estructurales y de servicios que juegan en contra del sector agrícola, como la escasez de diésel, las fallas eléctricas y el deterioro de la infraestructura. No obstante, aseguró que los productores seguirán trabajando y sembrando, porque eso es lo que saben hacer.

También mencionó que el tema climático es otra variable de peso, que puede afectar la producción agrícola en el futuro.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -