domingo 21, abril 2024

2024, un año electoral marcado por la amenaza de la desinformación y la inteligencia artificial #21Ene

Más artículos

Lo más leído de la semana

El año 2024 se presenta como un desafío para la democracia, ya que cerca de la mitad de la población mundial acudirá a las urnas en medio de un clima de desinformación impulsado por la inteligencia artificial (IA).

La IA generativa, que permite crear imágenes y voces falsas con gran facilidad, se ha convertido en una poderosa herramienta para manipular la opinión pública y sembrar la discordia en temas sensibles (inflación, migración, religión…).

- Publicidad -

Así lo han demostrado las recientes campañas de desinformación que han circulado por las redes sociales, como las que mostraban una falsa detención de Donald Trump, un supuesto llamamiento de Joe Biden a la guerra en Ucrania, o el uso distorsionado de la voz de líderes como Emmanuel Macron.

Estas campañas tienen como objetivo principal socavar la legitimidad de los procesos electorales, desacreditar a los candidatos, generar dudas sobre el sistema de votación y fomentar la abstención.

Los primeros en sufrir los efectos de la desinformación fueron los taiwaneses, que el 15 de enero eligieron a Lai Ching-te, del Partido Progresista Democrático, como presidente. Durante la campaña, los usuarios de TikTok en la isla recibieron una avalancha de videos engañosos que atacaban a los candidatos favorables a la independencia frente a China, que reclama la soberanía sobre Taiwán.

China y Rusia son los dos actores que más recelo generan en la comunidad internacional, por su supuesta implicación en operaciones de desinformación dirigidas a otros países.

En Estados Unidos, que celebrará elecciones en noviembre, el grupo de análisis Insikt advierte que «Rusia, China, Irán, activistas violentos y piratas informáticos probablemente llevarán a cabo campañas de desinformación a diferentes niveles, dependiendo de su alcance y sofisticación, para influir o perturbar» los comicios, según un informe de diciembre.

La Unión Europea, que votará en junio, también podría enfrentarse a campañas que «deslegitimen la cohesión y el proyecto europeo, así como el apoyo a Ucrania», como ya ha ocurrido en los últimos meses, según Julien Nocetti, investigador asociado del Centro Rusia/Eurasia del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (Ifri).

Meta (Facebook, Whatsapp e Instagram) y las autoridades francesas han detectado la mano de grupos afines al Kremlin en la operación «Doppelgänger», que consiste en usurpar la identidad de medios para difundir desinformación, especialmente contra Ucrania.

La lucha contra la desinformación, sin embargo, no es fácil ni exenta de riesgos. Algunos regímenes autoritarios podrían aprovecharla para imponer medidas que violen los derechos humanos, alerta el Foro Económico Mundial en un informe reciente.

Los Estados intentan prepararse para la batalla, pero el tiempo político es más lento que el de las redes sociales y la tecnología. El gobierno indio anunció una ley sobre el sector digital que sin embargo ha sido criticada por su potencial para censurar y controlar a los ciudadanos.

La clave, según Nocetti, será ver si los avances, especialmente en IA, se utilizarán «a una escala lo suficientemente crítica como para alterar el curso de las votaciones. Es una gran incógnita», afirma.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -