Foto: cortesía

Este lunes 3 de mayo, el presidente de la Federación de Trabajadores de Anzoátegui (Fetranzoátegui), Tito Barrero, rechazó el nuevo aumento del salario mínimo realizado por el gobierno nacional, calificándolo como una burla.

“Es una burla este supuesto aumento, pues no alcanza ni para comer un día en un país donde todo está dolarizado”, manifestó Barrero.

El rechazo masivo por parte de los trabajadores se incrementa, ya que para este lunes, el nuevo sueldo de 10 millones de bolívares, divido en Bs. 7 millones de salario básico y el resto de Cesta Ticket, al cambio se traduce en 3.5 dólares.

“Queremos un salario digno, que nos permita cubrir la cesta alimentaria como lo establece la Constitución, y no una limosna”, expresó el sindicalista.

Por su parte, José “Cheo” Hurtado, presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui, consideró como una ofensa el aumento realizado por la presidencia. “Eso no le alcanza a un trabajador ni para comprar una harina de maíz y un cartón de huevos”, señaló.

Indicaron que continuaran trabajando en un recurso de amparo, donde exigirán el respeto a los derechos de los empleados y el cumplimiento del artículo 91 de la Constitución Nacional, que expresa que todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales.