Foto: Carlin Rodríguez

Antes de la radicalización de la cuarentena, los orientales ya padecían un calvario para surtir 30 litros de gasolina.

Desde este lunes 13 de julio, las estaciones de servicio (E/S) anunciaron que solo personal con salvoconducto podrá recarga el combustible.

En la bomba ubicada en el antiguo Cada, en Barcelona, transportistas reclamaron asegurado que «hay combustible suficiente».

Además, denunciaron el hecho de que «los militares y milicianos te tratan como les da la gana».

Expresión

Los manifestantes que se encontraban en la larga fila desde tempranas horas, asegurar que en diferentes estaciones si algún cuerpo uniformado logra ver a una persona haciendo una fotografía, el teléfono celular es decomisado.

«Anzoátegui es un estado muy pasivo. Nos falta valor para trancar las calles y reclamar cómo es debido» comentó uno de los presentes, quienes prefieren mantener su identidad en anonimato.

Lea también: