En Maracay quienes viven en la comunidad de Piñonal caminan de un sector a otro para poder llegar a un pozo común y abastecer un envase del vital líquido.

Desde hace más de seis meses el servicio de agua no llega por tuberías y cada familia tiene que resolver su situación. Hay personas de la tercera edad que no pueden cargar peso y piden prestado carruchas para llevar uno o máximo dos envases.

Cuando llegan al pozo común que además es público deben dejar en efectivo algo de colaboración para poder abastecer otro factor que se vuelve casi imposible por la falta de dinero.