Insumos para un mejor servicio, un salario digno y por el cese del acoso laboral, son los motivos de la protesta ejercida por el personal de enfermería del Hospital José León Tapia de Socopó, municipio Sucre de Barinas.

Yanny González, presidenta del Colegio de Enfermeros de Barinas, explicó que la protesta fue por «iniciativa propia del personal, que sigue laborando prácticamente como un grupo de voluntarios».

Los enfermeros no ven comidas sus necesidades básicas percibiendo un salario de dos dólares mensuales, y de esta forma «violentados los derechos fundamentales de los ciudadanos».

Exigen a las autoridades tomar en cuenta esta situación para reivindicar a estos profesionales de la salud, que aspiran un pago de 600 dólares mensuales.