sábado 04, febrero 2023
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

#Bolívar | Comando Intersindical del Magisterio Guayanés exigió firma de la III Convención Colectiva

Más artículos

El Comando Intersindical del Magisterio Guayanés tomó la sede de la Zona Educativa en Ciudad Bolívar, municipio Angostura del Orinoco, este 29 de noviembre, para exigir la firma de la III Convención Colectiva Única y Unitaria (CCUU) y rechazar el nuevo horario de clases establecido por el Ministerio de Educación.

María Josefina Guerra, presidente del Comando Intersindical y secretaria de organización del Sindicato de profesionales de la Docencia Colegio de Profesores de Venezuela (Sinprodo- CPV), manifestó que el Magisterio Guayanés se unió a la convocatoria nacional en reclamo por la firma de la III CCUU que beneficia a docentes, administrativos y obreros.

- Publicidad -

La representante gremial destacó que ven con preocupación la situación del docente en el país debido al incremento del dólar y la disminución del poder adquisitivo. En marzo un docente ganaba 100 dólares, en la actualidad esos ingresos mermaron a 40 dólares.

“Es necesario que se produzcan cambios a nivel gubernamental, que se fije una tasa permanente de la unidad monetaria que le permita al venezolano vivir dignamente y se cumpla con el artículo 91 de la Constitución”, dijo. Además, Guerra sostuvo que el Magisterio demanda cumplimiento de otros beneficios contractuales como el seguro médico para los docentes y su carga familiar.

En relación al cambio de horario que establece el retorno de las clases doble turno, recalcó que son muchos los docentes que se han ido del país por la situación salarial, por ello, este tipo de cambio es preocupante al ser una carga más para los maestros.

“Si se quiere mejorar la calidad del educador y el educando, por qué bajar las horas de clase, todavía se está en deuda con los alumnos en materias como matemática, física y química que no se imparte como debe ser”, lamentó. Asimismo, Guerra afirmó que un doble turno de clases supone mayores gastos para los educadores y un desgaste físico y emocional que no es honrado por las autoridades del Ministerio de Educación.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -