#Bolívar | Denuncian falta de insumos en el hospital Dr. Raúl Leoni

Foto: cortesía

Sin un servicio médico público eficiente se encuentran los guayaneses. La Fundación Tomados de la mano por Guayana, ubicada en el municipio Caroní, estado Bolívar, alertó que los artículos 82 y 83 de la Constitución en torno al derecho a salud que tienen los venezolanos, no están siendo cumplidos.

Aliana Estrada, presidente de la Fundación, declaró desde las instalaciones del Hospital Dr. Raúl Leoni en San Félix, que los guayaneses que tiene un familiar en cualquier centro de salud público padecen ante la falta de medicamentos e insumos.

“Los familiares de los pacientes deben comprar todos los medicamentos para que su ser querido sea atendido, es una extensa lista desde antibióticos de alto espectro, insumos para una operación hasta tratamiento para el cáncer que debe ser costeado de forma privada porque en los hospitales no hay nada”, lamentó. Pacientes con VIH, diabetes y renales, también se ven afectados por la falta de medicamentos.

Asimismo, recordó que los quirófanos y las áreas de terapia intensiva en los hospitales no están en condiciones para atender a la población guayanesa que así lo requiera. En ese sentido, alertó que los ciudadanos mueren a menguas por no contar con un servicio médico digno y de calidad.

“Los que no tiene el soporte económico para pagar tratamientos, exámenes y atención privada mueren a menguas”, insistió. Por ello, hizo un llamado a las autoridades del estado Bolívar, para que tomen cartas en el asunto, la realidad es que el ciudadano está desprovisto y desprotegido.

Cierre de hospital pediátrico Menca de Leoni


Otra de las denuncias de Estrada fue la del cierre del hospital pediátrico Menca de Leoni, San Félix hace casi cuatro años. Lo que al inicio fue un cierre momentáneo por el colapso de aguas negras en una de las áreas, se convirtió en la clausura total del centro de salud que atendía a niños de todo el estado Bolívar, Delta Amacuro, Monagas y Anzoátegui.

Tenía una capacidad de 150 camas en sus instalaciones en la que se trataban todas las patologías. En la actualidad, el pediátrico se encuentra totalmente desmantelado, a expensas del hampa, no quedan puertas, ventanas, lavamanos, ni pocetas. Pese a promesas gubernamentales electorales, hasta la fecha no se ha hecho ningún esfuerzo en su recuperación.