martes 16, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

70 de 100

#Bolívar | Movimiento Cultural Cristiano denuncia el drama de los niños venezolanos forzados a trabajar (+Fotos)

Más artículos

Desde la Plaza del Hierro, en Puerto Ordaz, municipio Caroní, el Movimiento Cultural Cristiano se pronunció, este 23 de abril, en contra del trabajo forzoso en menores de edad, a propósito de la conmemoración del Día Contra la Esclavitud Infantil.

En el marco de una agenda de actividades que inició el pasado 16 de abril, los militantes del movimiento alzan su voz denunciando este crimen, tratando de que las voces de los más vulnerables sean escuchadas y se hagan visibles frente a la ciudadanía.

Carlos Gómez, vocero del movimiento, manifestó que están denunciando las causas de la esclavitud infantil en el mundo y en Venezuela, sobre todo el drama que están padeciendo los niños en el país como el hambre, explotación laboral, abandono y desescolarización.

“Hoy son más de 400 millones de niños esclavos en todo el mundo. El trabajo forzado, prostitución, niños soldados, trata, son realidades que ha empeorado con la pandemia”, dijo.

Además, recordó que este crimen tiene entre sus garras a niños en todo el mundo, a los que se les niega la oportunidad de estudiar, de jugar, de soñar, de vivir. Se desarrolla sobre todo en los países empobrecidos de África, Asia y América, y abarca industrias como la minería, la confección de ropa, construcción, tecnología, prostitución, pornografía, guerra.

Todo esto ocurre ante la mirada de los organismos internacionales, que no solo no erradican la esclavitud, si no que todas sus políticas están destinadas a prolongar aún más el sufrimiento de estos inocentes a través del asistencialismo.

Lejos de acabar

A pesar del desarrollo tecnológico y de los avances que el mundo ha experimentado en los últimos años, este crimen esta más lejos de desaparecer.

De acuerdo con cifras que maneja el Movimiento por datos de El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en el 2016, en los 10 países con mayores índices de desescolarización en educación primaria, al menos dos de cada cinco niños (un total de 18 millones) no asistían a la escuela.

En el último informe en lo que va de año de la UNICEF y la Organización Internacional del Trabajo se afirma que “se ha invertido la tendencia hacia la disminución del trabajo infantil, aumentando durante la pandemia, después de registrar 8,4 millones más de niños afectados que en 2018.”.

Advierten además que hasta finales del 2022 otros nueve millones de niños “se encuentran en situación de riesgo” como consecuencia de la pandemia. Y podría aumentar aún más, aseguran, “en el caso de que no se adopten medidas de protección social esenciales”.

Sobre el incremento experimentado en los últimos años, las estimaciones apuntan a que se ha centrado en los niños y niñas que tienen entre cinco y once años. En este grupo, hay casi 17 millones más de niños obligados a trabajar que en el 2016. El análisis alerta también del aumento de los pequeños que realizan trabajos peligrosos.

En Venezuela

En el caso de Venezuela, en un informe hecho por el Movimiento, destacan que en los barrios se vive una situación de miseria, de hambre, violencia, muchos viven sin condiciones de vida dignas, sin saneamientos básicos, agua, luz.

Muchos niños y jóvenes han dejado los estudios para trabajar en el mercado vendiendo bolsas o vendiendo lo que el día a día les ofrezca, en los semáforos limpiando vidrios, o se han ido a las minas de la zona sur del estado. Son realidades que vemos a diario, y de la que muchos no escapamos.

“Nuestra sociedad necesita maestros, médicos, empresarios, ingenieros, abogados, electricistas, profesionales que con generosidad ayuden para que la sociedad prospere, pero se nos niega el derecho a la educación. Ya son más de tres años sin clases en nuestro país, causado por la falta de agua, los apagones, la delincuencia, la falta de recursos para mantener nuestras escuelas, sumado a la pandemia de la COVID-19. La mayoría de nuestras escuelas y liceos se han visto obligados a cerrar sus puertas, o muchos solo dan clases dos veces a la semana”.

Estos hechos, según el Movimiento Cultural Cristiano es responsabilidad de los gobernantes quienes no muestran voluntad política para atacar el problema del deterioro educativo ni la esclavitud infantil.

“Amigos, padres y representantes, maestros, profesores y todos los aquí presentes; ahora, más que nunca tenemos razones para luchar en contra de este crimen, no podemos seguir siendo indiferentes ante esta realidad que nos está aplastando. La esclavitud infantil exige una defensa de los derechos humanos, exige asociación y hermandad entre las personas. Exige que todos luchemos juntos”.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes