#Bolívar | Trabajadores cementeros levantan voz de protesta por baja producción y malos salarios

Foto: cortesía

Trabajadores de la Planta Cemento Guayana, se concentraron este 13 de enero a las afueras de la industria, para levantar su voz de protesta contra la baja producción, los malos salarios, el paralelismo sindical e informar que el próximo 26 de enero estarán en Caracas en una asamblea nacional de cementeros.

Johnny Linares, secretario general del Sindicato de Sintracemex, actual Vencemos, relató que ante la falta de atención gubernamental a los reclamos legítimos que han hecho como trabajadores, han tomado la decisión de reunirse en Caracas, y, en unión con compañeros de otras plantas, levantar una sola voz de protesta.

Con salarios pírricos entre 2 y 3 dólares semanales, quincenas entre los 5 y 8 dólares y vacaciones que no superan los 20 dólares y con una ínfima producción nacional que no llega a mil toneladas métricas, Linares aseguró que es momento de que el trabajador cementero exija mejores condiciones laborales que les permitan levantar la producción y que ello se traduzca en beneficios laborales.

Agregó que hace 10 años no discuten contrato colectivo y que, pese a los llamados de atención a mejorar, al menos, 10 cláusulas de emergencia en las que se encuentran el salario, servicio médico y funerario, no han recibido respuestas, lo que ha desmejorado considerablemente la calidad de vida de los cementeros.

“En el caso de Guayana la producción en 30 mil toneladas, vemos como a la industria no se le ha inyectado dinero ni para inversión ni para el talento humano y eso perjudica nuestros salarios, el trabajador ha estado callado ante esta situación y por ello hemos tomado la decisión de hacer algo a nivel nacional”, mencionó.

Otras de las denuncias hecha por Linares, es la de los despidos injustificados, todos procesados por la Inspectoría del Trabajo “Alfredo Maneiro” en Puerto Ordaz y el paralelismo sindical que ha sido promovido por la misma corporación del cemento en beneficio de personas que no pertenecen a la industria y que defienden al patrono.