#Bolívar | Trabajadores de Masisa se niegan a seguir “regalando” la mano de obra

Foto: cortesía

En contra de un salario mensual de 12 dólares y la criminalización de la protesta, se pronunció este 13 de enero, el trabajador de base de la trasnacional chilena Masisa, Jean Mendoza, quien ha sido apoyado por compañeros de trabajo en su lucha por mejores condiciones de vida y laborales.

Mendoza quien es acusado por el patrono de instigación al odio y de simulación de hecho punible, expresó que su único delito ha sido denunciar las violaciones flagrantes a los derechos laborales establecidos en la contratación colectiva y a la libertad sindical.

En ese sentido, recordó que, en julio de 2021, demandó a la empresa Masisa por incumplir un acta firmada en 2018 en donde se estableció la indexación del salario para que los trabajadores puedan tener los recursos suficientes para cubrir las necesidades de sus familias. Asimismo, Mendoza manifestó que el artículo 91 de la constitución en tomar como referencia el costo de la canasta básica para establecer el salario de los trabajadores, no se cumple.

“Los trabajadores de Masisa no podemos seguir regalando la mano de obra, en Venezuela el salario es de 12 dólares mientras que en Chile y México el sueldo oscila entre los 400 y 1.500 dólares, nos han querido bonificar el salario, los bonos no tienen ninguna incidencia para otros efectos y aparte, el pago de bonos es utilizado para coaccionar al trabajador para que este no reclame sus derechos. Asumí la defensa de los derechos laborales sin tener fuero sindical porque el sindicato es patronal, inoperativo y ante ello, el trabajador puede organizarse y salir al paso en defensa de sus derechos”, dijo.

En ese sentido, Mendoza expresó que ha recibido el apoyo de organizaciones sindicales a nivel nacional e internacional quienes se oponen a que el Estado venezolano sigan criminalizando los reclamos laborales y usen las instituciones para amedrentar al trabajador.

“Masisa Venezuela tiene como táctica judicializar y criminalizar las protestas y eso debe ser rechazado, las condiciones de vida del trabajador se han ido deteriorando y hay complicidad institucional en ello”, lamentó. Pese a la situación, Mendoza espera que finalmente se llegue a un acuerdo entre las partes y recordó que el llamado al diálogo se mantiene.

Foto: cortesía