lunes 27, junio 2022
Promedio de temperatura mensual

67 de 100

“¡Basta, nos estamos muriendo!”: El llamado de auxilio de un médico al régimen (+Video)

Más artículos

Confirmar el deceso de otro colega, quebró su alma. El director de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, capítulo Carabobo, Jorge Pérez, advirtió que el riesgo de muerte del personal de salud en la región se incrementa a falta de equipos de bioseguridad.

“¡Basta, nos estamos muriendo!, duele qué simplemente nos despidan con aplausos hacia el recorrido a la morgue, nosotros no queremos aplausos, ni reconocimiento de héroes, somos personas con familias, hijos y muchos sueños por cumplir”, dijo.

Registros de la organización, indican que siete médicos han fallecido con sintomatología COVID-19 en Carabobo, Henry Álvarez, Morella Martínez, Patricio Torres, Azahí Linares, Franklin Leuno, Víctor Lugo y Diomedes Pena, este último ocurrido el jueves 10 de septiembre, en un centro de salud de Naguanagua.

“Tenemos miedo, nos sentimos desprotegidos por parte de un Estado indolente que no suministra los equipos de protección personal; nos duele la indiferencia de muchos ciudadanos quienes de manera irresponsable vemos en las calles sin conservar el distanciamiento social, sin el correcto uso de tapabocas”.

El director regional de esta organización no gubernamental, explicó que el personal médico y de enfermería con sintomatología COVID-19 que se mantiene hospitalizado, ha dependido de la solidaridad de otros para poder cumplir con un tratamiento que ronda entre 600 y 800 dólares.

“No es verdad que estamos bien, que nuestros hospitales están 100% equipados, es doloroso ver cómo nuestros colegas cuando ingresan a los hospitales, deben acudir a las redes sociales para reunir fondos y pagar el tratamiento, no tenemos protección social”, aseguró Pérez.

En tal sentido, cuestionó que el tema más importante para el Estado venezolano sean las elecciones parlamentarias, cuando los recursos empleados para las máquinas de votaciones pueden ser destinados a la compra de ventiladores. “Un llamado de auxilio, la primera línea empezó a caer, sí caemos nosotros el pueblo también lo hará”.

Lea también:

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes