sábado 25, junio 2022
Promedio de temperatura mensual

68 de 100

Habitantes de Tropezón y Rancho Grande exigen reparación del sistema de drenaje (+Fotos)

Más artículos

Todo un tramo lleno de aguas servidas pestilentes marca el final de la calle 33 de la urbanización Rancho Grande y el inicio del sector Tropezón, en Puerto Cabello, estado Carabobo.

Desde noviembre del año pasado piden a la Alcaldía de Puerto Cabello y al Gobernador Rafael Lacava que haga los trabajos pertinentes para mejorar  el sistema de drenaje de aguas negras, pero no les escuchan.

La opción de protestar parece ser tabú desde que un hombre decidió apostarse frente a la boca de visita exigiendo ser escuchado por las autoridades y minutos después fue abordado por policías que se lo llevaron detenido.

“Ningún vecino hizo algo por defenderlo, aquí la gente tiene miedo y por eso nadie quiere protestar”, expresó Keila Jiménez.

El mal olor de la calle Plaza se percibe a diario y cuando llega el agua blanca “explota” la cloaca y la pudrición no se aguanta en las dos calles, indican los lugareños.

“Nos da gripe, tos, enfermedades en la piel y los zancudos se multiplican. Cada vez vienen (las cuadrillas), meten la manguera en alcantarilla pero igual vuelve a colapsar”, denunció Jiménez.

A escasos metros estaba otra tanquilla burbujeante de aguas residuales que sí reparó una empresa privada con un nuevo sistema de tuberías hace un mes. Al parecer ese trabajo arreglaría ambas alcantarillas pero el problema se mantuvo.

Norma Jiménez dice que por las mañanas el hedor no se aguanta, el uso del tapabocas es lo que le ha ayudado a soportarlo, pero dice que aun así se cuela.

“Yo quisiera que el alcalde se apersonara para que viera el desastre. Cómo es posible, yo nunca me imaginé tener esta edad y llegar a vivir así como estamos viviendo”, lamentó la señora de 74 años.

Cuando llegan las aguas blancas al sector se puede observar también una “piscina de aguas negras” que brota en frente de la casa de sus vecinos donde habitan niños y personas mayores.

Foto: María Ester Pacheco

Lea también:

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes