Motorizados intentaron surtir combustible en Valencia (Fotos+Video)

Los motorizados en Carabobo se niegan a aceptar un no por respuesta. Necesitan gasolina para trasladarse y trabajar durante la cuarentena, aún cuando esto no está permitido, y por eso tratan de conseguirlo por todos los medios.

Este sábado se aglomeraron por horas, más de dos mil de ellos, a las afueras del Parque Recreacional Sur de Valencia, en el estado Carabobo para surtir sus máquinas con el combustible que había traído la Guardia Nacional en camiones cisternas.

Se trataba de seis unidades tipo cisterna con surtidores especiales que contenían 10 mil litros de gasolina, para un total de 60 mil litros, con los que pretendían abastecer dentro del referido parque a las primeras dos mil motos que estuviesen en cola, pero ese número se había sobrepasado a las 4 de la mañana.

Trascendió que pasada esa hora, unos tres mil motorizados que decían formar parte de cooperativas comenzaron a hacer fila, mientras otros armados e identificados como “colectivos” desafiaron a quienes estaban en cola y decidían arbitrariamente quién pasaba y quién no. “A ellos no les importaba quién estuviese antes en la cola”, dijo una fuente.

La situación comenzó a empeorar a medida que avanzaba la mañana, porque mientras los primeros grupos permanecían dentro del estacionamiento del parque llenando sus tanques, afuera el panorama era mucho más tenso y ni el distanciamiento social o el uso obligatorio del tapabocas se cumplía.

“Los que pasamos al parque sí lo usamos porque allí habían seis guardias que eran los que te daban la gasolina junto a Ceballos”, agregó.

Gilberto Ceballos, es el presidente del Instituto Autónomo Municipal de Tránsito y Transporte Urbano de Valencia (IAMTT), y la autoridad única del Transporte en Carabobo, sería él quien bajo el consentimiento de Rafael Lacava y la GN convocó a este sector. No obstante, de acuerdo a la fuente, es a través de un grupo de Whatsapp que agrupa a algunas cooperativas donde se define el día y lugar designado para que los motorizados acudan a recibir combustible.

“Generalmente llenamos dos veces a la semana, con el tanque full 12 litros, depende la moto porque hay algunas que llenan con 15 y 18 litros, pero con lo que sucedió hoy, quién sabe, porque Ceballos estaba molesto”.