viernes 02, diciembre 2022
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

Pacientes renales indefensos ante el covid-19 en Carabobo (+Video)

Más artículos

Una vez más, los pacientes renales de la Unidad de Diálisis Valencia Sur, en Carabobo, tienen motivos para protestar, esta vez perjudicados por la falta oxígeno, agua, aire acondicionado, insumos médicos y la reducción de sus horas de tratamiento.

Alfredo Cáceres, coordinador de Amigos Trasplantados de Venezuela, denunció este jueves 9 de julio a las afueras de la institución, que la vida de unas 800 personas que reciben terapia sustitutiva renal en Carabobo está en riesgo.

- Publicidad -

“Este centro no tiene oxígeno, tan esencial en casos de emergencia; los baños están cerrados, porque no hay agua, las normas preventivas para combatir la covid-19 no se cumplen. Existe la medicina de bolsillo, si tú no traes tu gasa, tu eritropoyetina, tus agujas, sencillamente no te puedes dializar”, aseguró.

Tampoco funcionan los aires acondicionados y eso ha implicado que los pacientes deban interrumpir sus tratamientos porque no soportan el calor dentro de las instalaciones; ni siquiera pueden lavarse las manos al llegar porque no hay agua.

“Imagínate con esa epidemia que hay tenemos que traer un tobito de agua y jabón si queremos lavarnos las manos, la persona encargada de la limpieza no es constante, hay muchas calamidades, solo nos dan el tapabocas, pero aquí no hay antibacterial ni nada de eso”, contó Sonia Acosta.

Para ella, dializarse en estos tres últimos años se ha convertido en un “calvario”; debe salir de su casa a las 3:00 a.m. caminando junto a su hija para recibir atención médica a las 6:00 a.m. porque la “Ruta del Riñón”, que implementó el gobernador Rafael Lacava, comienza a trabajar a las ocho de la mañana.

“Nos reducen las horas de diálisis, el transporte solo me lleva, yo me vengo pidiendo cola o caminando porque a veces no tengo efectivo y debo venir a pie. Tengo un compañero que me hace el favor pero me busca a las 3:00 a.m. y me deja aquí a las 3:15 a.m. sola con mi hija, tampoco existe eso del antibacterial”, reveló Acosta.

Según estimaciones del coordinador de Amigos Trasplantados de Venezuela, Alfredo Caceres, en la región carabobeña el 70% de los pacientes renales no tiene vehículo, de ellos pocos son los que pueden usar el transporte de la gobernación para trasladarse.

Mario De Souza, contó su experiencia como paciente: la Ruta del Riñón consta de dos unidades que empiezan a trabajar en un horario dañino para el primer turno de pacientes, a las ocho de la mañana y la diálisis empieza a las 6:00 a.m., para 800 pacientes dos microbuses no alcanzan.

Centros de hemodiálisis críticos

De las siete unidades de diálisis que existen en Carabobo, seis de ellas están críticas. Acorde a lo expuesto por De Souza, el patio del Instituto Docente de Urología, ubicado en La Viña, está repleto de desechos biológicos que atraen moscas, situación que representa un riesgo de infección grave; y solo mantiene operativas 17 de 23 máquinas.

De las 26 máquinas del Centro Nefrológico Carabobo, seis están dañadas; en el municipio Naguanagua, la Unidad de Metrodialisis del Hospital Metropolitano del Norte se mantiene con 6 máquinas porque las otras 17 no sirven, y en la Clínica del Riñón 24 funcionan y ocho no.

“Los productos que nos manda el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales no son idóneos para la limpieza de las máquinas y esto ha reducido la cantidad de horas de diálisis”, agregó.

Lea también:

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -