lunes 04, marzo 2024

Cedice revela que el servicio eléctrico se deterioró para el 66% de la población en septiembren #15Oct

Más artículos

Lo más leído de la semana

El servicio eléctrico en Venezuela se deterioró aún más en el mes de septiembre, según un informe del Observatorio de Gasto Público de Cedice Libertad. El estudio, basado en datos de 12 monitores, 2.300 encuestas y 25 medios digitales, reveló que el 66% de los ciudadanos percibió un aumento en las fallas o apagones.

A pesar de que el 53% aceptó el plan “borrón y cuenta nueva” de la empresa eléctrica, los usuarios consideran que no se soluciona el problema de fondo, que implica mejorar el servicio y rediseñar las tarifas. Además, el 48% reclamó un programa de compensación por los daños causados a sus equipos por los cortes abruptos de luz.

- Publicidad -

El informe también señaló que solo el 0,8% logró comunicarse efectivamente con la empresa para denunciar o solicitar alguna respuesta.

Entre los principales puntos de dolor en el servicio eléctrico, el estudio destacó:

  • La inestabilidad del servicio, que afecta a ocho de cada 10 venezolanos.
  • La frecuencia de las fallas o bajones, que ocurren al menos cinco veces al día.
  • El mantenimiento insuficiente y coyuntural, que no resuelve las causas estructurales.
  • La falta de certidumbre y confianza en la administración del sector eléctrico.
  • La ausencia de medios de pago, la baja tarifa y la deficiencia del servicio.

El informe también abordó la situación del servicio público de agua, que se deterioró en septiembre según el 72% de los encuestados. Los ciudadanos reportaron que el agua llegó más sucia, fétida y tardía, y que necesitan mejorar los esquemas de tratamiento.

Asimismo, el estudio indicó que tres de cada 10 entrevistados recurren a fuentes no oficiales (manantiales, lagunas menores, etc.) para recolectar agua y usarla en el hogar o en comercios. Esto se debe a que el agua por los grifos llega cada 20 o 25 días en muchas zonas.

En cuanto al pago por el servicio, el 16% dijo que gastó entre US$ 20 y US$ 50 mensuales a los cargadores de agua para surtir sus viviendas.

Los principales puntos de dolor en el servicio público de agua son:

  • El incumplimiento de los cronogramas de racionamiento.
  • La heterogeneidad del suministro, que varía entre cada 3 días y cada 20 días o más según la zona.
  • La falta de medios de pago, la baja tarifa y la deficiencia del servicio.
  • El mantenimiento escaso y coyuntural, que no resuelve las causas estructurales.
  • La abundancia de botes de agua en las calles.
- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -