Barceloneses se quejaron una vez más con la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe), por la falta de agua que afecta varias comunidades del municipio Bolívar desde hace más de un mes.

Algunos ciudadanos contaron que deben caminar varios kilómetros hasta ubicar «un churrito», en la autopista José Antonio Anzoátegui, para poder llenar distintos recipientes y llevarlos a sus hogares.

“Caminamos, nos exponemos que nos lleve un carro», relató una de las personas presente, ya que deben cruzar una avenida con mucha movilización vehicular.

Además, dijo que por lo turbio que sale el líquido no pueden consumirlo. «Hemos tenido que comprar agua a las cisternas y cada vez es más cara».

Los orientales manifestaron que en dos ocasiones trabajadores de la alcaldía han ido hasta los caseríos para anunciar la instalación de una tubería madre, sin embargo aún están en espera.

Hicieron un llamado a las autoridades competentes para que les ayude a resolver la problemática con el suministro.