Conductores protestan en el Terminal de Tucupita por impedimento laboral
Hoy acudieron a retomar las actividades, y fueron sorprendidos por un decreto que impide retomar el servicio de transporte en Delta Amacuro. Foto: Eudo Torres

Un grupo de conductores protestaron este lunes 29 de junio, después de conocer que el gobierno regional ordenó mediante decreto de última hora la prohibición de retomar actividades de transporte público en Tucupita, capital del estado Delta Amacuro.

Se conoció que los allí presentes se enteraron de la disposición después de las 9:00 am cuando la gobernadora oficialista Lizeta Hernández, hizo mención a la decisión en cadena de radio local.

Incluso, el decreto empezó a emitirse en las radios de Delta Amacuro después del cierre de la alocución de la mandataria, que dijo: “Está prohibido prestar el servicio de transporte (público), está suspendido”.

Justo después de esta afirmación, un grupo de conductores llamaron a la estación radial para preguntar sobre los motivos de la decisión, y la jefa política respondió de forma sarcástica: “mijo está suspendido, y cuando está suspendido, está suspendido. Si quieren hagan su protesta, pero está suspendido. Te estoy cuidando, mijo”.

Por su parte, los conductores informaron que se mantendrán en el terminal de Tucupita como muestra de protestas por la vía pacífica, aunque cuestionario la decisión de la gobernadora Lizeta Hernández.

Han asegurado que no existen razones para seguir con las restricciones, cuando Delta Amacuro no ha entrado en la lista de estados donde esta semana existe no aplica el aislamiento social.

Los conductores aseguran que no pueden seguir inactivos porque de esta labor, depende el ingreso económico de la familia y la manutención de 23 familias que esperan la reactivación del servicio de transporte.

Insisten en que están prestos a cumplir con las demandas oficiales y plegarse a toda acción preventiva ante la Covid-19, para poder reactivar este importante sector laboral.

Mientras tanto, en Tucupita los usuarios se han movilizado “en cola” o aventones por parte de algunos privados, los que no tiene suerte deben caminar largos trechos, incluso, por dos horas para poder adquirir alimento en el centro de Tucupita.

Un grupo de personas afectadas por la falta de servicio de transporte público acudieron a la dirección del terminal, donde ratificaron la negativa de reactivar el servicio. Foto: Eudo Torres

Lea también: