Denuncian a círculo familiar por corrupción vinculado al CLAP en Delta Amacuro
Rosaura Silva, Aracelys Sosa y Mariana Silva, denunciaron la presunat corrupción, en la foto enseñan una lista con los nombre de los presuntos corruptos. Foto: Eudo Torres.

Una familia de originarios deltanos denunció que un grupo de personas ligadas a un consejo comunal a su vez a la distribución de combos de alimentos subsidiados del CLAP, desvían una importante cantidad de alimentos a la venta informal en las calles de Tucupita.

Según el testimonio de las víctimas este desvío de alimento ocurre en el sector Los Pinos en el municipio Tucupita en el estado Delta Amacuro.

De acuerdo con la información recaba de los residentes en el sector Los Pinos, la familia Herrera se habría presuntamente apropiado de 80 cajas del CLAP cada mes y es destinada a la venta al consumidor final a través de los vendedores informales o “bachaqueros” en las calles de la capital de Tucupita.

Los presuntos autores de este desvío de alimentos han sido identificados por quienes aseguran ser víctimas y han señalado a las siguientes personas: pareja Alfredo Córdoba y Lidia Herrera, sus hijos: Isora Herrera, Eduardo Herrera, Rogelio Herrera, Jesús Rojas.

Según Rosaura Silva y sus acompañantes que hicieron la denuncia pública, los mencionados ciudadanos tienen la data de 40 familias de los Pinos y su cercanía lo que equivale a 40 combos del CLAP que no son entregados cada vez que hay venta.

“En lo que va de este 2020, solo no han vendido dos veces, y aunque nos han dicho que llegan los combos ya no hemos comprado más, ellos tiene la lista y lo usan para robar comida a nombre de nosotros”, explicó Silva en idioma warao.

La familia de Silva vive en una zona cercana entre los límites geográficos del estado Delta Amacuro y Monagas el cual es separado por el afluente de rio Manamo, lo que facilitaría la recolección de la data de residentes de varias comunidades pequeñas de la zona que van a una lista común.