domingo 26, junio 2022
Promedio de temperatura mensual

68 de 100

Denuncian que funcionarios de la GNB venden teléfonos arrebatados a deportados desde Trinidad

Más artículos

El 29 de julio se conoció que 161 venezolanos habían sido deportados por la oficina de migración de Trinidad, en medio de una operación realizada en alta mar, y en aguas de la plataforma deltana cuando los funcionarios trinitarios entregaron a los venezolanos expulsados de su territorio a una comisión mixta de la Armada y la GNB.

Desde las horas posteriores a la operación, varios deltanos denunciaron que los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) habían “decomisado” los equipos de telefonía móvil de los deportados, con el argumento de evitar filtraciones de identidades de los expulsados de Trinidad, y no exponerlo ante la opinión pública.

El decomiso fue visto como un acto ilegal por parte de las víctimas y sus allegados, por cuanto son equipos personales y les permite comunicarse con familiares y amigos.

Lo cierto es que los celulares terminaron en manos de funcionarios de la GNB que actuaron en el procedimiento.

Este 30 de julio, Zoilo Sarabia, profesor universitario y exagente de la desaparecida Policía Técnica Judicial (PTJ) hoy Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), denunció que está en conocimiento de varios casos de venta de teléfonos que fueron “decomisados” a los deportados desde Trinidad

“Alerta gobernadora Lizeta Hernández, ya están vendiendo en la calle los celulares que los pillos de la GNB le robaron a despatriados de Trinidad”, dijo Sarabia al referirse a las ventas de los teléfonos propiedad de los deportados.

De acuerdo con algunos abordajes, los equipos son ofrecidos hasta por 100 dólares americanos, y puede fluctuar hasta alcanzar los 80 dólares por equipo.

A través de otras fuentes se ha conocido que al constatar que los celulares no cuentan con documentos legales de compra, los funcionarios optaron apropiarse de los equipos, porque no existe forma de reclamar, ni sustento alguno que demuestre propiedad.   

Ante esta información que apenas empieza a circular en las redes sociales, denuncias en programas de radios locales y conversas en las calles de la capital del estado Delta Amacuro, el rechazo ha sido total, incluso, algunos deltanos han usado palabras muy subidos de tonos para rechazar este acto: “malditos, ojalá los vea ahogándose”, dijo una deltana al conocer lo que ocurre.

En la deportación de venezolanos desde Trinidad ocurrido el 29 de julio, 161 venezolanos fueron deportados de los cuales 62 son residentes de Tucupita, la capital del estado Delta Amacuro. En este grupo también fueron expulsados niños de hasta seis años de edad.

Lea también:

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes