martes 16, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

70 de 100

El coronavirus ha sido la excusa para alargar la espera por viviendas inconclusas en Tucupita (+Foto)

Más artículos

Varios proyectos habitacionales no han sido ejecutados de la forma correcta en Los Chaguaramos, Tucupita, capital de Delta Amacuro. Entre las presuntas irregularidades se señala la ejecución “chucuta” de un proyecto donde debía construirse 43 viviendas desde el 2017.

De las 43 viviendas se han construido 27 y otras 16 familias esperan por la culminación de sus casas que solo cuentan con bases, parales y está abandonado arropado por la maleza.

Señalan a los hermanos Jairo González responsable de los materiales, y Yulitza González, como los principales ejecutores de los proyectos inconclusos, cuyo recurso se ha esfumado. Se trata de varios millones de bolívares que habrían sido desviados con fines desconocidos.

Maira González, residente de Los Chaguaramos, advirtió que Jairo González desarrolló una gran construcción en una parcela de su propiedad, una estructura de dos plantas con la supuesta intención de resguardar materiales del Consejo Comunal, en el sector es la estructura que se muestra imponente a orillas de una calle que comprende una cuadra entera.

La presunta corrupción se ha sostenido con el paso de los años, mientras los residentes de Los Chaguaramos esperan por un cambio de Consejo Comunal que no ha ocurrido por ser cercanos a la mandataria deltana, aseguran fuentes del sector.

Esta anomalía ha sido denunciada en varias ocasiones, aseguran los vecinos, pero no ha existido respuesta gubernamental.

Aunque los proyectos han sido paralizados desde el 2017, la expansión del nuevo coronavirus ha servido como pretexto para argumentar que hay que seguir esperando, pero las 16 familias que esperan por las viviendas, sienten que se les está engañando.

El proyecto inicial era para 43 beneficiarios, y hasta mayo de 2020, solo la mitad de los que estaban en la lista inicial pudieron ingresar a una lista de espera, según Mario Sanoja, otro de los beneficiarios iniciales que espera por su vivienda.

Otra vivienda inconclusa, los beneficiarios temen que con la llegada de las lluvias queden damnificados como ha ocurrido en años anteriores mientras espera por sus casas. Foto: Eudo Torres

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes