miércoles 07, diciembre 2022
Promedio de temperatura mensual

74 de 100

Impiden entrada a los Waraos de Delta Amacuro al estado y los abandonan en un punto de control

Más artículos

Varios waraos del Bajo Delta que llegaron en canoas a Barrancas del Orinoco una vez que navegaron durante una semana, para posteriormente viajar hasta Tucupita por carretera, aseguraron estar afectados debido a los cierres de comercios y ahora el impedimento para ingresar a su estado Delta Amacuro en el punto de control “El Cierre”.

Lo que ocurre es que los viajeros waraos del municipio Antonio Díaz en Delta Amacuro, navegan por río Orinoco que comparte lindero geográfico con Bolívar, Monagas y Delta Amacuro como paso previo al ingreso a las aguas exclusivas de Delta Amacuro, y prefieren arribar a Barrancas de Orinoco (Monagas) porque es un punto intermedio que acorta su viaje.

- Publicidad -

Anterior a las restricciones, pernoctaban en Barrancas del Orinoco (Monagas) y luego se trasladaban a Tucupita por vía terrestre y se ahorraban diez horas de viaje por vía fluvial.

Los militares que mantienen la vigilancia simplemente han atinado a ordenar devolver el auto que transporta a los waraos, sin que corran con la misma suerte de los “estudiantes”.

Uno de los waraos consultados que se encuentra “varado” (impedido de movilizarse a algún otro lugar) en Barrancas del Orinoco, aseguró que son los más afectados porque, tras navegar por una semana en busca de comida y medicinas, ahora son impedidos de ingresar al Delta.

Varias familias viajan desde la selva hasta el sur de Monagas, desde donde toman un auto para arribar al Delta.

“Ahora todo está cerrado y no tenemos la posibilidad de ingresar a Tucupita, donde tenemos la familia. Allí pasamos varios días, compramos comida y medicinas y regresamos”, dijo otro de los aborígenes a quien se ordenó regresar una vez que estuvo en el punto de control El Cierre, pero como él, varias familias.

En Barrancas del Orinoco no tienen familiares y en esa pequeña localidad las carencias se sienten con mayor intensidad.

Los nativos vulnerados llaman la atención a las autoridades de los asuntos indígenas, para que “dejen la flojera” y aborde esta realidad.

Los waraos van en canoas hasta Barrancas del Orinoco, por ser la ciudad con acceso a carretera más próxima a sus comunidades.

Lea también:

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -