La mañana de este sábado 16 de enero un grupo de jóvenes llevó a cabo un pronunciamiento social en la playa de San Rafael, en la ciudad de Tucupita.

Su motivo principal es el rechazo a los graves sucesos relacionados con la xenofobia hacía los millones de migrantes venezolanos, resaltando los sucesos de los niños devueltos en curiara de Trinidad Y Tobago y los fallecidos de Guiria.

A su vez aprovecharon la ocasión para crear mesas de planificación de una agenda de lucha por las reivindicaciones sociales juveniles, universitarias y comunitarias.

Al momento de grabar el pronunciamiento varios manifestaron tener miedo, aunque destacaron comprender que deben dar un paso de rebeldía, suceso el cuál permite evaluar la capacidad de acción de los jóvenes en exigencia de sus derechos.

Sin embargo, se mantuvieron promoviendo varios gritos de libertad y esperanza, con consignas destacaron el resultado en un progresivo aumento de la movilización y contribución de la comunidad.