Martes y miércoles, dos días consecutivos con caídas prolongadas de conectividad ha paralizado a la capital del estado Delta Amacuro. El sector comercio, las estaciones de servicios y los servicios que dependen de internet colapsaron y Tucupita volvió a mostrar colas que superan las diez cuadras.

«El sistema está fallando, anoche (el martes) estuvimos en ese plan hasta las diez de la noche», dijo uno de los usuarios en Tucupita.

La demora ocurre por una conexión lenta en el sistema de pago con huellas dactilares, lo que en Venezuela denomina «biopago». Funciona con internet.

Mientras las colas persisten por dos días consecutivos, empiezan las trabas para los conductores que no pudieron surtir su vehículo el día en que le corresponde según su terminal de placa. 

En Tucupita se ha aplicado una estrategia de abastecimiento que se rige por la asignación de los terminales de seriales de la placa, cada día varían estos números, así como las gasolineras. Todos se abastecen con 20 litros.

De acuerdo con los abordajes a los usuarios, algunos no descartan dejan sus documentos o carnet de la patria para y otras tarjetas que permiten operaciones financieras para que los propietarios o responsables de las estaciones de gasolina puedan cobrar el servicio.  Los conductores prefieren no esperar y buscar alternativas. 

Desde los primeros días de enero de 2021, Tucupita ha entrado a un periodo de mayor complejidad e inestabildiad de la conectividad que trastoca, incluso, a empresa privadas como Digitel y Movistar.

Movilnet y Cantv, son los servicios más cuestionados y más inestables desde hace varios años.