domingo 29, enero 2023
Promedio de temperatura mensual

75 de 100

Desaparición del gobierno interino: ¿Problemas de legitimidad o recomposición de la oposición?

Más artículos

El pasado 21 de diciembre las fracciones parlamentarias de los partidos Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Movimiento por Venezuela, electas en el año 2015, presentaron al país un proyecto de reforma del Estatuto de la Transición, el cual busca eliminar al gobierno interino de Venezuela y darle una figura distinta a la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional la cual se mantendría en funciones para la protección de activos en el exterior.

Tan solo 24 horas después, fue convocada una sesión plenaria por parte del actual presidente del parlamento y presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, donde se presentó una contrapropuesta presentada por el diputado Sergio Vergara de Voluntad Popular, la cual busca prorrogar las funciones del interinato durante tres años más.

- Publicidad -

La propuesta de eliminar el interinato logro 72 votos, la propuesta de continuidad 24 y 9 parlamentarios decidieron abstenerse, por no estar de acuerdo con ninguno de los dos proyectos presentados en la Comisión Delegada.

Para poder aprobar cualquiera de las dos iniciativas se necesitan 83 votos, lo que representaría una mayoría parlamentaria simple, teniendo en cuenta la estructura de la Asamblea Nacional electa en 2015 que contaba con 165 diputados.

Puede haber problemas de legitimidad

Termómetro Nacional conversó con el abogado y ex diputado al Congreso Nacional, Nelson Chitty La Roche, quien advirtió que la desaparición del gobierno interino, podría traer consecuencias a la prácticamente desaparecida institucionalidad  del país y además generaría problemas de legitimidad para la oposición.

“En la actualidad hay un usurpador en el poder y eso debemos tenerlo muy claro. Este señor que se encuentra en Miraflores carece de legitimidad de origen, porque recordemos que fue supuestamente electo en un proceso electoral viciado y sin garantías, que además fue convocado por una instancia también ilegitima como fue la Asamblea Nacional Constituyente. Este régimen aplica el abuso, el exceso, la desviación y la fuerza en Venezuela, lo que se evidencia en todos los órdenes. La única instancia que mantiene la legitimidad de origen intacta es la Asamblea Nacional electa en el año 2015 y todas las acciones que han venido realizando hasta la actualidad son legales y constitucionales”, explicó.

Añade que de aprobarse la modificación del Estatuto de la Transición y se elimine el gobierno interino, habría que ver cuál será la reacción de la comunidad internacional la cual apoya la figura de Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

“La desaparición del interinato podría traer problemas de legitimidad dentro de la oposición, porque hay un importante número de países que aceptan esta figura como la única instancia legal en el país. Por ejemplo, si la Plataforma Unitaria decidiese asumir alguna de las competencias que ha venido ejerciendo el interinato, esto sería muy grave porque nadie le ha dado la legitimidad necesaria a esta coalición de partidos políticos. Es muy importante saber cómo se ejecutarán de ahora en adelante todo lo relacionado con la defensa de los intereses de Venezuela en el exterior, algo que, hasta el día de hoy, maneja el gobierno interino”, precisó.

Al ser consultado sobre una inminente detención de Juan Guaidó en caso de desaparecer el interinato, comentó que sería una torpeza por parte del régimen usurpador, ya que esto le podría traer muchas más sanciones internacionales.

«Detener a Guaidó contribuiría a mostrar aún más el talante antidemocrático que tiene el proceso de Maduro. No pareciera ser un acto inteligente y en un escenario de que se llevara a cabo la aprehensión de la máxima autoridad de del Poder Legislativo, este, pudiera hacer un llamado a la comunidad internacional a que lo asista ante una situación de abuso e ilegal y eso agudizaría y agravaría el expediente que la comunidad internacional viene armando sobre el gobernante», dijo.

La Asamblea Nacional electa en 2015 no va a desaparecer

El diputado por el estado Lara y miembro del partido Primero Justicia, Alfonso Marquina, explicó que la reforma del Estatuto de la Transición propone eliminar la figura del gobierno interino, pero mantener la actividad de la Asamblea Nacional electa en 2015, que se extendería tres años más de los cinco años establecidos por la Constitución, bajo el argumento de que el parlamento electo en 2020 que administra el chavismo es inconstitucional.

En este sentido, precisó que el legislativo tendría funciones más específicas y se enfocaría principalmente en la defensa de activos de Venezuela en el extranjero, pues países como Estados Unidos, Reino Unido o Portugal mantienen bloqueados bienes del país que estaban en manos del chavismo.

Una de las funciones de esta nueva estructura del Parlamento, si se aprueba la reforma del Estatuto de Transición, sería mantener las juntas ad hoc de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) —que defiende los intereses del Estado sobre Citgo en Estados Unidos— y del Banco Central de Venezuela (BCV) —que vela por el oro del Estado custodiado en Reino Unido— y coordinarlas mediante la creación de una comisión ejecutiva que se enfoque específicamente en la defensa de los activos.

“Se plantea la eliminación de todo el gobierno interino, a excepción de tres instancias necesarias para la defensa de los activos: la junta ad hoc de Pdvsa Holding, la junta ad hoc del BCV y una comisión ejecutiva que amplía sus funciones no solo para administrar gastos, sino también para representar y defender los activos. Se mantendrá la AN solo para legislar en todo lo respectivo a temas relacionados con la protección y defensa de activos en el exterior”, explicó Marquina.

Por otra parte, también se prevé que la AN mantenga y vele por programas creados durante los últimos cuatro años, como Héroes de la Democracia, una plataforma que reúne a activistas sociales y políticos con la intención de fortalecer el movimiento opositor.

Marquina opina que la existencia del interinato ha provocado que se pierda el foco, puesto que el fin nunca fue mantener esta figura, sino utilizarla como herramienta para conseguir un cambio político, una estrategia que tras cuatro años no ha funcionado.

“No puede ser que pretendamos mantener una estrategia cada vez más debilitada, que no logra los objetivos. Los objetivos los centramos en la defensa de activos en el exterior y lograr condiciones electorales en unidad. El gobierno interino no es la razón de ser de la lucha democrática, sino que fue un instrumento necesario para lograr interlocución internacional”, dijo.

Igualmente hizo énfasis en que la comisión ejecutiva y las juntas ad hoc deben ser autónomos e independientes para respetar la separación de poderes, por lo que comprometió tanto a su partido como a las organizaciones que acompañaron la rueda de prensa, a trabajar para despolitizar estas instancias y delegar a personas con la calificación y aptitudes necesarias para dirigir estos procesos de administración y defensa de activos.

Es un beneficio para la dictadura

Juan Guaidó aseguró que eliminar el Gobierno interino que él encabeza, como propone ahora la mayoría de los antichavistas que lo respaldó en la creación de esta instancia, en 2019, beneficiará al régimen de Nicolás Maduro, al que tilda de ilegítimo y de “dictadura”.

Suprimir el artículo 233 de la Constitución -en el que se basa para sostener su presidencia encargada- “no genera certeza alguna” y, por el contrario, “solo le daría terreno a la dictadura”, aseveró el opositor a través de Twitter.

Por su parte, Sergio Vergara, dirigente de Voluntad Popular y aliado de Guaidó, precisó que eliminar la figura del gobierno interino es un “golpe parlamentario” que abriría el camino para que Maduro recupere el reconocimiento internacional «que tanto nos ha costado”.

Podría reconfigurarse la oposición

Colette Capriles, profesora de la Universidad Simón Bolívar, indicó a The Associated Press que la eventual eliminación del gobierno interino podría abrir la oportunidad de reconfigurar la estrategia política de la oposición en una dirección más unitaria “centrada en la recuperación institucional para lograr no solo elecciones creíbles, sino condiciones políticas para la gobernabilidad futura”.

Inicialmente el llamado gobierno interino fue reconocido por más de 50 países, incluido Estados Unidos y países de América Latina y Europa; sin embargo, el apoyo político externo ha disminuido. Su vecino Colombia decidió recientemente reconocer como legítimo el régimen de Maduro y le entregó el control de una empresa de fertilizantes que por años estuvo a cargo de la oposición.

Pedro Benítez, analista político y profesor de la Universidad Central de Venezuela, dijo a la AP que la oposición ha logrado tener control de ciertos activos en virtud del reconocimiento diplomático de varios países, especialmente de Estados Unidos, sin embargo, internamente en Venezuela han perdido apoyo con el paso del tiempo y la falta de resultados. “El interinato apostó a que la presión internacional iba a ser suficiente y fue un error dejar que se desmovilizara su base interna en el país”, explicó.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -