Los profesionales de la enfermería del Hospital José León Tapia de Socopó, municipio Sucre de Barinas, afirmaron que se encuentran en protesta porque las condiciones en que laboran son «inhumanas».

Daniel Sanoja, activista de derechos humanos, constató la acción de los enfermeros y denunció que «estos hombres y mujeres realmente requieren la dotación sanitaria para garantizar el derecho a la salud a los ciudadanos».

La protesta denominada de «brazos caídos», tiene como objetivo que las autoridades dispongan de insumos médicos para el hospital, equipos de bioseguridad para el personas y mejoramiento de salarios para todos.