jueves 22, febrero 2024

#ESPECIAL Petroleras chinas detienen compra de crudo a PDVSA y la situación incomoda al régimen de Maduro #27Nov

Más artículos

Lo más leído de la semana

El pasado 19 de octubre y luego de intensas jornadas de negociación entre la administración de Nicolás Maduro y el gobierno de Joe Biden, la Oficina de Activos Extranjeros de los Estados Unidos (OFAC) por sus siglas en inglés, emitieron una licencia general que “autoriza temporalmente transacciones relacionadas con el sector de petróleo y gas en Venezuela“, pero podrá revocarlas si Caracas incumple “sus compromisos” de la hoja de ruta electoral que fue firmada en un acuerdo en Barbados.

Ante este escenario, algunas empresas como Repsol, Eni, Total, Chevron y hasta la sueca Maha Energy, expresaron su satisfacción y confirmaron que existe una clara intención de volver a realizar negocios con Venezuela. Sin embargo, este optimismo no llegó a las empresas petroleras  independientes Chinas, las cuales expresaron recientemente que no comprarían más crudo venezolano hasta que haya mayor certidumbre con respecto a la flexibilización de sanciones aprobada por EEUU. 

- Publicidad -

Según explica un trabajo realizado por la agencia de noticias Reuters publicado recientemente, las refinerías independientes chinas han comprado durante años petróleo venezolano con grandes descuentos, pero desde que Washington levantó las sanciones, las empresas energéticas mundiales y las casas comerciales no saben cuánto dinero deben pagar por el crudo.

Detallan que  “dos fuentes chinas, los vendedores y los compradores chinos están luchando por ponerse de acuerdo sobre los precios. Las compras chinas también se han ralentizado debido a la baja demanda estacional de asfalto, un producto clave elaborado a partir del crudo pesado venezolano”.

El mercado está desorganizado“, afirmó un directivo de una refinería independiente china que, al igual que otras fuentes, declinó dar su nombre por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Las refinerías independientes, conocidas como “teteras”, representan una quinta parte de las compras de petróleo de China y más de la mitad de su producción de asfalto. Han dependido principalmente del petróleo sancionado de Venezuela —así como de Irán y Rusia— con grandes descuentos como materia prima.

Desde que se suspendieron las sanciones a Venezuela, la gama de descuentos se ha vuelto impredecible, señalaron las fuentes.

Las ofertas de cargamentos venezolanos que llegarán a China a principios de 2024 están llegando con descuentos de entre 9 y 19 dólares por barril respecto al Brent ICE, una horquilla inusualmente amplia. Cuando fue sancionado, el crudo venezolano se cotizaba a unos 20 dólares por barril por debajo del Brent ICE sobre la base de entrega sobre buque (DES, por sus siglas en inglés) en China para entrega en octubre, añadieron las fuentes.  

Las refinerías también están esperando a ver qué hace la empresa estatal PetroChina.

PetroChina está tratando de comprar hasta 8 millones de barriles por mes de crudo venezolano de PDVSA, informó Reuters a principios de este mes, pero aún no ha sellado un acuerdo, dijeron operadores y fuentes de la compañía.

“Los compradores se mantienen a la espera a pesar de las expectativas de precios más altos y una oferta más ajustada, ya que están esperando a ver si PetroChina vuelve al mercado y cuándo”, dijo el gerente de la refinería.

A las refinerías independientes les gusta el crudo pesado venezolano por su alto rendimiento de asfalto de material de pavimentación de carreteras en alrededor del 60%, frente a alrededor del 45% para el petróleo iraní. Además, las refinerías pueden importar el petróleo como betún diluido, sin utilizar las preciadas cuotas de importación de crudo, según operadores y analistas.

Sin embargo, las importaciones chinas de betún diluido en octubre cayeron a 801.402 toneladas métricas, las más bajas desde mayo, según datos oficiales, y los inventarios rondan el máximo de 2023, en torno a 1,54 millones de toneladas, según datos recopilados por la consultora energética Longzhong, con sede en China.

La demanda china de crudo pesado podría repuntar antes de marzo, cuando se reanude la construcción con un clima más cálido. Las refinerías independientes podrían entonces verse obligadas a cambiar a un crudo más pesado más costoso de origen local o procedente de Irán, Irak o Canadá si el petróleo venezolano siguiera siendo caro, dijeron los operadores.

A pesar de un ligero aumento de la producción de Venezuela, las exportaciones del productor de la OPEP a China directamente y a través de Malasia han caído alrededor del 9% a 435.000 barriles por día en lo que va de año en comparación con el año anterior, según los datos de envío y documentos de la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Preocupación en PDVSA 

Termómetro Nacional  pudo conversar con trabajadores de la industria petrolera venezolana, que pidieron mantener su nombre en reserva, por no estar autorizados a declarar a los medios de comunicación,  quienes confirmaron que hay preocupación dentro de PDVSA por esta actitud tomada por las empresas chinas. 

“Desde la alta gerencia de PDVSA hay mucha incomodidad por esta situación, ya que las empresas petroleras Chinas han sido el salvavidas de nuestra industria en los últimos años. Es importante recordar que  por motivo de las sanciones se ha vendido el crudo con descuento, sin embargo, ahora China quiere seguir pagando por debajo del precio, pero las condiciones son otras porque hubo un levantamiento de sanciones. Nosotros dentro de la industria confiamos que China no le dará la espalda a Venezuela porque somos socios estratégicos y así lo demostró la visita del Presidente Nicolás Maduro durante este año a ese país”, comentó una de las fuentes consultadas. 

Otro de los trabajadores entrevistados asegura que mientras no exista claridad en el tema de la renovación de las sanciones, es muy difícil que las empresas Chinas, Rusas, Iraníes e incluso hasta de la India, quieran seguir invirtiendo en Venezuela. 

Una de las características en común que tienen Irán, Rusia, Cuba, Venezuela y hasta la misma China, es que son países sancionados. Estos países crean un bloque para apoyarse entre ellos  porque están conscientes que no cuentan con el aval de Estados Unidos. Ahora bien cuando a Venezuela le levantan las sanciones, podemos decir, por supuesto especulando, que hay  una especie de envidia por parte de los otros países que se mantienen sancionados y eso sin duda afecta a PDVSA. Sin el apoyo de sus aliados y con la incertidumbre que existe en las empresas occidentales por la flexibilización de Estados Unidos, el escenario es muy complicado porque nadie quiere acercarse a invertir o a comprar nuestro petróleo”, advirtió. 

Hay más claridad pero no es suficiente 

Finalmente, Luis Oliveros, decano de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Metropolitana y experto en materia petrolera, sostiene que la incertidumbre por supuesto que le está pasando factura a PDVSA, sin embargo, advierte que hay mucho más claridad que antes.

El levantamiento de sanciones petroleras a Venezuela permitirá, en un escenario más realista, incorporar, en promedio, 200.000 barriles por día (bpd) a su bombeo actual, por lo que la extracción podría cerrar 2024 sobre 1.000.000 de barriles diarios. Ya se han firmado acuerdos, pero el tema es que aumentar la producción petrolera no es cómo manejar una fábrica de camisas. Se requiere mucha inversión y la recuperación no es tan rápida, pero estamos en una mejor situación, porque antes del levantamiento de sanciones había mucha más incertidumbre sobre qué iba a pasar con la industria y ahora tenemos un escenario más claro”, advirtió. 

Insiste que en el mediano plazo, si se mantiene el levantamiento de sanciones, vamos a ver una mejoría de la producción petrolera.

El economista aprovechó la oportunidad para poner en contexto, el escenario de incremento de la producción petrolera, “es una cifra muy baja frente a los 3.000.000 de barriles diarios que se producían hace casi 10 años, pero en todo este colapso se bajó a 350.000 barriles diarios; por lo que, estimar un aumento de casi 25% es importante”.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -