Un grupo de familiares de dos personas detenidas protestaron el jueves 14 de marzo en las afueras del Circuito Judicial Penal del estado Delta Amacuro, para exigir la liberación de dos personas señaladas por delitos que no cometieron, según sus familiares.

Se trata de un docente y un obrero, ambos dependientes del Ministerio de Educación y ubicados en el liceo Divina Pastora de Araguaimujo, una localidad indígena en el Delta Medio.

Ambos detenidos están siendo señalados por el supuesto tráfico de personas, posesión de sustancia estupefacientes y psicotrópicas y contrabando de armas.

De acuerdo con los familiares de los detenidos, ambos no guardan relación con estos delitos y afirman que las evidencias fueron “sembradas”, para inculpar a sus allegados.

Ante este hecho, exigen a las autoridades judiciales liberen de forma inmediata a los detenidos y cierren el caso.

Los dos detenidos fueron apresados por una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) a finales de febrero de 2021, y aseguran que están pasando hambre dentro del Centro de Resguardo Policial de Guasina en Tucupita, lugar donde han permanecido desde el momento de la detención.

Esta es la segunda protesta donde un grupo de originarios waraos se ven involucrados por señalamientos de presuntos delitos que el Poder Judicial endilga a los waraos, y que ellos han negado de forma contundente.