Hace casi un año la parte posterior de la cerca perimetral de la Escuela Técnica Industrial Generalísimo Francisco de Miranda, ubicada en el sector 1 de Banco Obrero, cedió sin la esperanza de ser rehabilitada.

Esta semana, los vecinos a la institución vieron otro tramo de la deteriorada pared venirse al piso, producto de los cujíes que fueron minando su vida útil.

En una de las fotos se evidencia también el estado de las conexiones de aguas negras que ponen en riesgo la salud de quienes habitan en los alrededores.

Esta es otra institución educativa de la ciudad de Punto Fijo que evidencia la falta de inversión en el sector educativo del país.