jueves 22, febrero 2024

Irán, China y Rusia solo están desangrando a Venezuela en el ámbito económico #18Jun

Más artículos

Lo más leído de la semana

El pasado 13 de junio el presidente de Irán, Ebrahim Raisi culminó una gira de apenas 48 horas a Venezuela, con la firma de 25 acuerdos en diversas áreas, entre ellas Petróleo, Telecomunicaciones, ganadería, transporte, petroquímica, salud, entre algunas otras, según información ofrecida por el Ministerio de Comunicación e Información del régimen de Nicolás Maduro. 

Uno de los acuerdos que más llamó la atención fue el relacionado con la industria petrolera, ya que actualmente Venezuela, siendo el país con las reservas de petróleo más grandes del mundo, vive una crisis de escasez de combustible, que puede evidenciarse en la ciudad de Caracas y se acentúa en el interior del país, donde los conductores pueden pasar dos o tres días en cola para poder echar gasolina. 

- Publicidad -

Para conocer los alcances de este acuerdo con Irán y otros países aliados de Venezuela, Termómetro Nacional conversó con José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), quien aseguró que con este tipo de alianzas no se resolverá la grave crisis que atraviesa la industria petrolera nacional. 

José Bodas

“Te puedo confirmar que en varias oportunidades nuestro país, con las reservas de petróleo más grandes del mundo, se ha visto en la obligación de importar gasolina, no sabemos si es de Irán, no sabemos si es de China, si es de Rusia, tampoco sabemos la cantidad ni la calidad del combustible. En Venezuela está pasando algo muy grave porque empresas de estos países supuestamente aliados de Venezuela, no pagan impuestos a la nación y en este lote también debemos incluir a la empresa norteamericana Chevron. Nosotros los venezolanos pagamos impuestos pero estas empresas no y tampoco pagan regalías. El 30% del petróleo que se llevan todos estos países deben pagar regalías, porque ese petróleo es del pueblo de Venezuela. Estas empresas sencillamente no pagan impuestos, no pagan regalías, no pagan absolutamente nada, porque simplemente están cobrando con petróleo todo el dinero que se les debe”, precisó. 

Señaló que los trabajadores de la industria petrolera se han visto sumamente afectados, porque gracias a estos convenios que ha firmado nuestro país, donde las empresas transnacionales no pagan regalías ni impuestos, no se pueden levantar los recursos necesarios para poder otorgar un salario decente a los colaboradores. 

“El contrato colectivo de la industria petrolera tiene 19 meses vencido y cada vez que nos queremos sentar a discutir con el presidente de PDVSA, la excusa siempre es la misma: que no hay dinero para aumentar. Algo que está sucediendo, y que aprovechó la oportunidad para denunciarlo, es que los trabajadores petroleros no podemos utilizar el plan de salud Sicoprosa porque siempre que vamos a utilizarlo nos dicen que está suspendido, pero tenemos información que el Sicoprosa si está activo para la primera línea de gerencia de PDVSA. Hoy los trabajadores petroleros tenemos un salario que oscila entre 12 y 15 dólares mensuales y tenemos una tarjeta de alimentación de 60 dólares mensuales, que no tiene incidencia en el salario, también un bono de transporte de 25 dólares, ahora esto está en contra del artículo 104 de la Ley Orgánica del Trabajo que establece que todo ingreso regular y permanente es salario. Actualmente se está destruyendo el salario de los trabajadores y no se puede recuperar la industria petrolera con salarios de hambre, que reduce a toda la clase obrera venezolana”, sentenció. 

Al ser consultado sobre la actual situación de la industria petrolera, Bodas explicó que se encuentra sumamente disminuida y como consecuencia de esto, vemos el desabastecimiento de gasolina que actualmente azota a toda Venezuela. 

“La refinería de Puerto La Cruz tiene una capacidad instalada de 190 mil barriles diarios y de resina de 100 mil barriles y no se puede aumentar porque hay problemas en las calderas, en la generación de vapor, en los compresores, entre muchas otras cosas. Los trabajadores hemos presentado un informe, la dirigencia sindical combativa que lucha por los beneficios de la masa laboral y no del gobierno, le hemos dicho lo que está pasando, le hemos dado la solución y no se nos escucha. Actualmente la refinería Puerto La Cruz produce unos 20 mil barriles de gasolina y unos 30 mil barriles de diésel. La Refinería El Palito estuvo paralizada, ellos tienen la capacidad de refinar 146 mil barriles diarios, pero la generación de electricidad en la zona, la cual no es constante, no permite que esta refinería pueda utilizar su máxima capacidad de producción y refinación”, indicó. 

Con respecto al Complejo Refinador Paraguaná, el cual es el más grande de Venezuela, el sindicalista explicó que hay muchas áreas que se encuentran paralizadas por la falta de mantenimiento y además porque no tienen los químicos necesarios para su funcionamiento. 

“El CRP tiene una capacidad de refinación de 950 mil barriles diarios y tenemos problemas porque ellos utilizan el agua de mar para el enfriamiento de los equipos y las bombas que succionan el agua del mar no funcionan o tienen problemas. La parte de catalítica tiene problemas de insumos, así que esto no permite que la planta trabaje con normalidad”, advirtió. 

Finalmente, el  secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), señaló que desde el año 2010 han venido alertando al gobierno sobre los  problemas de la industria petrolera nacional, entregando además planes para solucionarlos y “sencillamente no nos escuchan y tampoco nos toman en cuenta”.

Una visita totalmente mediática 

Por su parte, el exembajador de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) Emilio Figueredo, calificó la visita del presidente iraní, como parte de una estrategia fundamentalmente mediática o lo que se podría llamar en criollo, “una fuga hacia adelante”. 

“En un momento en que Nicolás Maduro se encuentra más aislado, busca ver dónde puede tener alguna receptividad, porque no le basta con ir a La Habana, entonces busca estos encuentros que son, desde el punto de vista geopolítico, bastante cuestionables, porque desde el punto de vista de recursos y de recuperación económica, cosa que no está ocurriendo, porque vemos como la producción petrolera está bajando y sin embargo, hay una crisis de gasolina en el país y recientemente salió un barco con gasolina para Cuba. Sin duda hay un contrasentido, porque para resolver los gravísimos problemas que tiene el país, hay que establecer una confiabilidad en aquellos que pueden invertir para levantar la producción petrolera, la producción gasífera para así recuperar nuestra industria y eso lamentablemente no está ocurriendo y recibir al presidente de Irán y firmar 30 o 40 acuerdos, pueden firmar 100 acuerdos si quieren, pero no va a funcionar”, explicó. 

El también profesor universitario se preguntó ¿dónde está la planta de cemento que se  acordó construir hace algunos años con Irán? En este sentido, aseguró que hay mucha fantasía en los convenios bilaterales y el régimen cree que la propaganda es suficiente para cambiar la realidad del país. 

Al ser cuestionado sobre la posición de Estados Unidos ante esta visita de Ebrahim Raisi a Venezuela, Figueredo explicó que hay algunas posiciones que son contradictorias y que podrían afectar a nuestro país. 

“Recientemente se conoció que el principal negociador de Estados Unidos en materia nuclear, habría llegado a un acuerdo con el régimen iraní, y si esto se concreta, el gobierno norteamericano permitiría que Irán exportará al mundo un millón más de barriles de petróleo y eso es una muy mala noticia para Venezuela, porque ellos copan espacios, porque el crudo iraní es mucho más ligero. Lamentablemente para el país, el presidente Maduro vive en un mundo de fantasía y apoyado en un gran aparato de propaganda”, insistió. 

El exembajador también advirtió que ante la grave crisis política, económica y social que vive Venezuela, ni Rusia, China, Irán, Brasil o algún otro país, va a invertir sus recursos en el territorio nacional. 

“China por ejemplo ha sido exitoso creando infraestructura en distintas partes del mundo, pero si uno viaja de Caracas a Valencia, vemos cómo se están llevando como chatarra lo que iba hacer el ferrocarril que estaban haciendo los chinos y así como esa hay muchas obras inconclusas. Los que sí están bastante satisfechos son los cubanos porque todo lo poco que produce Venezuela se va para Cuba, sin que esto le provea a Venezuela ningún solo ingreso, es decir, nuestro país sostiene a Cuba”, dijo. 

Concluyó señalando que los acuerdos entre Venezuela y sus “supuestos” aliados, solo buscan beneficios económicos y geopolíticos para ellos, sin importarle, la grave crisis que estamos atravesando todos los venezolanos. 

“Debo insistir, ninguno de estos países aporta nada para la recuperación de Venezuela y mientras en nuestro país no se establezca confianza, y esta visita del presidente de Irán no da confianza, porque demuestra que sigue siendo un intento geopolítico ideológico para alinearse con los regímenes totalitarios del mundo, no tendremos ningún tipo de oportunidad para sacar nuestro país de está grave crisis que está viviendo”.

- Publicidad -

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes

- Publicidad -