jueves 11, agosto 2022
Promedio de temperatura mensual

69 de 100

#NuevaEsparta | Detención de trabajadores de la UDO mostró la cara solidaria de la academia (+Fotos)

Más artículos

Pronunciamiento, protesta y vigilia fue parte de lo que hicieron este mes de febrero trabajadores de la Universidad de Oriente Núcleo Nueva Esparta, en apoyo a dos compañeros privados de libertad por transportar materiales producto de una jornada de recuperación de la sede.

La solidaridad se hizo presente en la academia al exigir públicamente atender los alegatos, y que pronto sus compañeros salgan en libertad.

El caso es que el martes 8 de febrero fueron detenidos el profesor Luis Castro, Coordinador de Servicios Generales de la UDO, y la Jefe del Sindicato de Obreros de esa casa de estudios, Gladys Rodriguez, en momentos cuando guiaban un camión que salió de la sede universitaria, en el marco del trabajo de limpieza que se hacía a ese recinto, y fue interceptado por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana en el sector La Guarina, municipio Arismendi.

Ambos fueron reseñados ante el CICPC y presentados dos días más tarde en Tribunales, donde la Juez IV de Control en materia de Materiales Estratégicos de Nueva Esparta, Natasha Rodríguez, dictó medida privativa de libertad por los delitos de tráfico de materiales estratégicos, agavillamiento y peculado doloso propio, y determinó el retén de San Antonio como lugar de reclusión.

Desde ese 11 de febrero no cesó el pronunciamiento. El presidente de la Asociación de Profesores, Apudone, José David Gil, afirmó que es una acción indignante ya que el material que fue sacado del recinto universitario tenía autorización del Consejo de Núcleo, por ser parte de un proceso de permuta de restos de aires acondicionados, de lo poco que había dejado la delincuencia.

“Emplazamos a los tribunales de justicia y al Ministerio Público de Nueva Esparta, a revertir esa decisión que afecta a nuestra comunidad universitaria”, afirmó.

Seguidamente el 14 de febrero, el Consejo de Núcleo emitió un comunicado en el que condena la medida y la califica de injusta.

“Expresamos dolor y profundo pesar por el menoscabo de sus derechos fundamentales, los cuales quebrantan los ánimos laborales y académicos, afectando el normal funcionamiento de las actividades institucionales”, sentenció el comunicado.

El lunes 21, compañeros y estudiantes de la UDO sostuvieron una reunión con la decana para conocer sobre el caso y posteriormente decidieron hacer una protesta pacífica en la avenida Rafael Tovar, asegurando que se requería una mayor manifestación frente a los acontecimientos.

Dicha protesta se convirtió en vigilia sumándose familiares de los detenidos.

Lisbeth Patiño, Secretaria de Reclamo del Sindicato de Trabajadores Administrativos, dijo: “si las autoridades investigan bien nuestros compañeros saldrán en libertad pues entenderán que no son delincuentes”.

El joven Gabriel Sanabria, estudiante, insistió en la probidad de los detenidos y lamentó que la situación de privación de libertad se diera precisamente por abanderar lo que todos esperaban, recuperar la sede universitaria.

Asimismo, la hija de la señora Gladys Rodríguez, Rosi Mata, dijo que su mamá tiene problemas de salud y aunque ha estado tranquila temen por una recaída. “Ella es madre, abuela, esposa, trabajadora, queremos que vuelva a casa porque no hubo nada malo en su accionar”.

La espera es hasta la última semana de marzo cuando se cumplan los 45 días reglamentarios para ir al juicio de presentación de pruebas.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes