martes 05, julio 2022
Promedio de temperatura mensual

64 de 100

Opinan expertos: Sin inversiones ni seguridad jurídica es imposible recuperar la industria petrolera venezolana

Más artículos

El pasado martes 17 de mayo, el gobierno de los Estados Unidos informó sobre la flexibilización de algunas sanciones económicas en Venezuela, lo que permitirá a la petrolera de ese país Chevron poder negociar directamente con PDVSA, sin embargo, no podrá perforar o exportar crudo de origen venezolano.

Ante esta iniciativa de la administración de Joe Biden, Termómetro Nacional conversó con los economistas y expertos petroleros, José Toro Hardy y Rafael Quiroz, quienes analizaron la medida ejecutiva norteamericana y coincidieron que sin inversiones y seguridad jurídica es muy difícil que la industria petrolera nacional se recupere.

“A Chevron lo que le autorizaron fue a negociar con PDVSA, no la autorizaron a operar, no la autorizaron a perforar pozos, no la autorizaron a reparar pozos, no la autorizaron a aumentar su producción, simplemente está autorizada a negociar con PDVSA y esta flexibilización dependerá del diálogo político entre el oficialismo y la oposición. Este caso me recuerda mucho al juego del palo y la zanahoria, ya que el gobierno de EE.UU. le está diciendo a Maduro si tú avanzas en lo que hemos convenido, si tú vas a la mesa de negociaciones, si los convenios a los que te has comprometido los respetas, entonces te damos zanahorias; si tú retrocedes y no cumples con lo acordado entonces te damos con el palo”, explicó Toro Hardy.

El también profesor universitario asegura que para recuperar la industria petrolera venezolana se necesita una inversión de 25 mil millones de dólares por los próximos 8 años.

“Para recuperar la producción que tenía PDVSA hace 20 años, la industria necesita mucha inversión, nosotros calculamos unos 200 mil millones de dólares en los próximos 8 años y el gobierno de Maduro no tiene ese dinero. La posibilidad de que vengan cantidades tan cuantiosas e invertir en el país depende no solo de que se eliminen sanciones, sino también, fundamentalmente de crear la seguridad jurídica en el país. Sin seguridad jurídica es difícil que vengan esas inversiones. Igualmente podemos señalar que así levanten todas las sanciones, será muy limitada la inversión porque a nivel geopolítico Venezuela está muy mal parada en estos momentos tanto por su régimen político, como por su alianzas internacionales”, detalló.

En este sentido, el exdirectivo de PDVSA, recordó que para la segunda guerra mundial, la guerra de los seis días, el derrocamiento del Rey Idris en Libia y otros conflictos internacionales, los países del mundo entero volteaban a ver a Venezuela porque era un país que siempre se declaró neutral y lograba vender mucho petróleo y atraer inversiones.

“Hoy en día la situación es otra porque el señor Maduro tomó partido en la invasión de Rusia a Ucrania, y ante la importante demanda de crudo a nivel mundial, nuestro país no puede hacer nada, en primer lugar porque la capacidad de producción está en el suelo y en segundo lugar
porque está al lado de Rusia. Ya los Estados Unidos informaron que no van a sustituir el petróleo ruso por el venezolano y lo mismo sucede con otros países del mundo. En esta oportunidad la industria petrolera venezolana no sacará ningún provecho de este conflicto internacional”, sentenció Toro Hardy.

Al ser consultado si pudiese existir un cambio en la política internacional venezolana, comentó que es muy probable que suceda porque el petróleo venezolano está compitiendo con el crudo ruso que actualmente está siendo vendido a China.

“Si de verdad en Venezuela se quieren conseguir inversiones en materia petrolera, es muy probable que el gobierno cambie el discurso con respecto al conflicto armado en Ucrania. Hoy en día el petróleo ruso y el venezolano están compitiendo en el mercado Chino y en esa competencia tenemos todas las de perder porque Rusia tiene una mayor capacidad de producción y también están vendiendo crudo con unos descuentos importantes, así que si Venezuela no cambia de opinión será imposible que nuevos actores vengan al país a invertir”, insistió.

Asimismo el experto petrolero señaló que en el actual escenario, la capacidad que tiene PDVSA de aumentar la producción es muy limitada.
“En el plazo de un año el potencial de recuperación de Venezuela es relativamente limitado, porque muchos pozos petroleros en el país han sido vandalizados. Para poder producir petróleo se necesitan recuperar todos estos pozos y la manera de poder hacerlo es invirtiendo dinero, del cual PDVSA actualmente no dispone”, dijo.

Finalmente, José Toro Hardy, insistió que el levantamiento de sanciones y la recuperación de la industria petrolera venezolana, dependerá de manera importante de los acuerdos políticos que se obtengan en los próximos meses.

Hay que dar un giro a la industria petrolera

“Este es el momento de dar un giro en la industria petrolera nacional, ya que hay un ambiente de precios elevados del petróleo y la posibilidad de que pueda prolongarse por unos dos años”, aseguró Rafael Quiroz Serrano.

El economista petrolero sostiene que los pronósticos de la banca de inversión y consultoras del sector petrolero mundial, “debería ser el mejor acicate para dar un giro a la industria petrolera nacional y los concomitantes beneficios que traen para la economía en conjunto, ya que sigue siendo la principal fuente de divisas del país”.

“La situación actual es tal que, sin el concurso de las empresas mixtas, PDVSA solo ha podido aumentar la producción, básicamente en la Faja del Orinoco, por la ayuda del condensado iraní, y solo podrá recuperar firmemente la producción total con la reactivación de las empresas mixtas, para lo cual se impone modificar las licencias de la OFAC que solo le permiten a Chevron, por ejemplo, labores de mantenimiento”, precisó.

Quiroz explica que el punto crucial de esta posible resurrección de la producción es que no descansaría solo en el esfuerzo propio de PDVSA sino de terceros, los cuales querrán que se flexibilicen las condiciones de negocio para traer capitales y retomar sus actividades.

Todo ello reforzado por condiciones jurídicas y fiscales más ventajosas, tomando en cuenta que invertir en Guyana, Surinam y Brasil e incluso en las lutitas estadounidenses puede ser mucho más atractivo que hacerlo en Venezuela.

El especialista además señaló que hace falta una modificación profunda de la Ley de Hidrocarburos que cambie la estructura accionaria de las empresas mixtas, “eliminando la participación per se mayoritaria de PDVSA, pero sin que esta pierda el control operativo de la industria petrolera nacional”.

“Lo que está ocurriendo hoy es que la brecha que puede ser llenada fácil y rápidamente por el crudo venezolano, por ahora, crudo procedente de Canadá, Colombia, Ecuador, Brasil y hasta de Irak está cubriendo ese faltante de acuerdo a lo reportado por el Departamento de Energía de EEUU. “Esta corriente puede consolidarse y dejar para después una oportunidad dorada para Venezuela”, advirtió.

Añade que el acercamiento del gobierno de Biden es una tremenda oportunidad, y debe ser aprovechada, si se quiere levantar la economía venezolana y el bienestar de sus trabajadores.

“La pelota está en la cancha del gobierno de Maduro, y debe tomar decisiones ciertamente de apertura democrática creíbles. Es una ventana que ahora está abierta, pero que se puede ir cerrando en la medida que otros productores empiecen a llenar el hueco dejado por la suspensión de las importaciones estadounidenses de crudo y productos rusos, vigentes desde el 22 de abril de 2022”, alerta el también profesor universitario.

Revisar el pacto con Rusia

Finalmente afirmó Quiroz que es hora de enderezar la industria petrolera debido a lo que está pasando con el petróleo de Rusia, que anticipa un retroceso de su producción de petróleo en torno a dos millones de B/D y una afectación más acentuada de sus exportaciones.

“El gobierno de Maduro debe entender la inconveniencia de seguir con una alianza política externa que para nada lo beneficia. No solo se trata de que ahora Rusia lo va a desplazar del mercado chino e Irán también, una vez que se alcance un nuevo pacto sobre su programa nuclear, sino que el flujo de caja de PDVSA, que pasa por el manejo de bancos rusos, está muy comprometido y puede agravarse al suspenderse la actividad de compensación de otros bancos rusos en el SWIFT, y estar en el ambiente la aprobación de sanciones secundarias que terminarán por inhibir el comercio mundial y bloquear enteramente cualquier relación financiera con Rusia”, concluyó.

Síguenos en

- Publicidad -

Recientes