domingo 25, febrero 2024

#OPINIÓN El Cafecito Caliente: ¿Estaremos apoyando el Apocalipsis?

Más artículos

“Compadece a la nación cuyo estadista es un zorro, cuyo filósofo es un malabarista y cuyo arte es el arte de parchar e imitar. Compadezca a la nación que le da la bienvenida a su nuevo gobernante con las trompetas, y lo despide con insultos, solo para dar la bienvenida a otro gobernante con las trompetas nuevamente. Compadece a la nación cuyos sabios son mudos con los años y cuyos hombres fuertes todavía están en la cuna. Lástima de la nación dividida en fragmentos, cada fragmento se considera una nación”.

KALIL JALIL GIBRAN.

¿Qué beneficio obtenemos los venezolanos si el gobierno apoya a Hamás, organización política y paramilitar palestina autodefinida como nacionalista, islamista y yihadista, que ha sido calificada como terrorista?

Los palestinos aspiran a que Jerusalén Oriental sea la capital de su futuro Estado, mientras que Israel considera que Jerusalén es su histórica capital.

El estallido de un nuevo conflicto entre Israel y Hamás, que al momento ha demostrado una violencia inusual incluso para los niveles de este enfrentamiento histórico, ha acaparado la cobertura global y parece adentrarse en una guerra de alcance impredecible.

Han sido semanas de caos y furia, luego de que los combatientes de Hamas lanzaran un brutal ataque calificado como terrorista, por aire, en la forma de miles de cohetes, y por tierra, ejecutado por grupos armados que asolaron el sur de Israel, matando a 1.400 personas y secuestrando a 242 civiles israelíes y extranjeros.

El primer ministro Benjamin Netanyahu auguró que la guerra, será “larga y difícil”.

El Gobierno Autónomo Palestino ha tenido serios problemas controlando a Hamás, que desde 1994 ha estado atentando contra Israel.

Para los musulmanes, al-Aqsa es el lugar donde el profeta Mahoma ascendió a los cielos, el tercer sitio más sagrado del islam luego de la Meca y Medina. Para los judíos, allí se encuentra la Piedra Fundacional donde, según el Antiguo Testamento, se creó el mundo, donde Abraham buscó sacrificar a su hijo Isaac y donde se asentaba el antiguo templo; es el sitio más sagrado del judaísmo.

Su importancia para estas dos religiones y también para el cristianismo no puede ser subestimada.

¿Cuán cerca estamos del apocalipsis?

El llamado “Reloj del Juicio Final”, creado en 1947 por un grupo de científicos que trabajó en la bomba atómica, representa lo cerca que podría estar la humanidad de la destrucción. A lo largo de los años, ese reloj se ha adelantado o se ha acercado a la medianoche según una gama cada vez más diversa de amenazas, que van desde las capacidades nucleares hasta el cambio climático. Los expertos han revelado que creen que el momento podría ser el 2024.

Fuentes: Google.com./CNN.com.

Maximiliano Pérez A.

Síguenos en

Recientes